Chat with us, powered by LiveChat

Sociedad Colombiana de Apiterapia

¿Qué es la ansiedad? La ansiedad es una emoción que surge cuando una persona se siente en peligro, sea real o imaginaria la amenaza. Es una respuesta normal o adaptativa, que prepara al cuerpo para reaccionar ante una situación de emergencia. Por lo tanto, tiene una función muy importante relacionada con la supervivencia, junto con el miedo, la ira, la tristeza o la felicidad (1). Sin embargo esta respuesta emocional puede superar el umbral de lo normal, de lo tolerable para cada persona, y salirse de control. Esto genera una sensación de terrible incomodidad y en algunos casos se puede convertir en algo patológico, dando lugar a diferentes trastornos de ansiedad.

Todos conocemos esa desagradable emoción. Cada vez es más frecuente dado el contexto actual de pandemia que estamos viviendo por el coronavirus. Para unas personas la ansiedad es completamente manejable y tolerable, para otras supone un verdadero martirio y puede incluso afectar su funcionalidad.

A continuación compartimos una serie de ideas, hábitos y estrategias, que son útiles para conseguir un mejor abordaje de la ansiedad así como para afrontar de una forma más óptima la incertidumbre:

1. Trazarse grandes retos

Trazarse grandes retos implica motivación y enfoque, esto permite que la atención no se dirija hacia la sensación de ansiedad sino hacia las actividades necesarias para cumplir con un objetivo ambicioso y retador.

2. Un sitio de trabajo agradable

Tener un sitio de trabajo agradable, ordenado y personalizado es placentero para el espíritu, trae tranquilidad, promueve el enfoque y aleja el caos.

3. Recibir la luz del sol

Recibir la luz del sol y trabajar en un sitio iluminado. La exposición a la luz solar aumenta los niveles de serotonina, un neurotransmisor implicado en muchas funciones del organismo, entre ellas la modulación del estado de ánimo.

4. Los problemas por lo general no son tan grandes como se perciben

La ansiedad hace siempre que los problemas se vean más grandes de lo que realmente son y promueve la noción de que no tienen solución. Es importante contar con una alerta mental que permita mantener siempre a la vista ese sesgo inherente a la ansiedad para hacer la corrección de perspectiva necesaria y abordar de una forma más objetiva cada contingencia.

5. Hacer actividad física

El ejercicio ayuda a combatir la ansiedad por muchas razones, entre ellas porque ayuda a liberar endorfinas, que son neurotransmisores que generan placer y sensación de bienestar. El ejercicio además fortalece el espíritu, mejora la función mental y física, permite dirigir la atención hacia la acción y hace que se tenga una disposición más optimista frente a la vida. Eso es muy importante para mantener el equilibrio emocional y la estabilidad sicológica.

6. Leer

Es importante adquirir el hábito de leer continuamente, los libros iluminan, traen conocimiento que puede ser transformador y dan tranquilidad.
Solo la lectura de un gran libro reemplaza conocer a un gran mentor, entonces si no conoces grandes mentores, escoge muy bien tus libros y léelos.

7. Establecer rutinas

Las rutinas productivas y saludables ayudan a establecer una barrera contra la ansiedad y traen orden a la vida. Crean una estructura donde todo es familiar y conocido y en donde hay que lidiar menos con la duda.

8. Concentrarse en el presente

Para el manejo de la ansiedad es bueno concentrarse profundamente en las tareas del día y no pensar en nada distinto al presente inmediato. Al final de la jornada haber cumplido con las tareas programadas brinda una gran sensación de tranquilidad, impide que incremente la ansiedad por la sensación de haber perdido un día de trabajo y habrá ayudado a enfocar el pensamiento en actividades productivas.

9. Revisar la lista de sueños, metas y objetivos y buscar inspiración

Siempre que se tenga ansiedad es bueno revisar la lista de sueños, metas y objetivos para encontrar de nuevo inspiración y motivación para dirigir la energía hacia las tareas que ayudarán a cumplir con esa lista. Al hacerlo la ansiedad se diluye una vez se comienza a trabajar de nuevo en esas actividades. Igualmente ver vídeos así como leer textos y frases inspiradoras es muy útil para encontrar de nuevo motivación y enfoque.

10. Expandir el panorama y ampliar el horizonte

Una de las mejores formas de combatir la ansiedad es expandir la visión y ampliar el panorama de lo que está sucediendo, en la medida en que se lo logre esto permitirá caer en la cuenta de que muchas veces, aunque no siempre, el problema que genera la ansiedad es insignificante. Ver más lejos de lo que se está viendo, hacer el ejercicio de imaginarse fuera del planeta Tierra y maravillarse por el enorme potencial de posibilidades para vivir una vida plena, maravillarse de la enorme belleza de este mundo y no centrarse en detalles insignificantes es un ejercicio liberador que aleja por completo la ansiedad.

11. Consumir miel de abejas pura

El consumo de miel de abejas promueve la producción de dopamina en el organismo. La dopamina es un neurotransmisor que cumple un papel muy importante en el comportamiento y la cognición, la motivación y la recompensa, el sueño, el humor, la atención y el aprendizaje. En general todos los carbohidratos con bajo índice glicémico ayudan a liberar dopamina, sin embargo el consumo de miel de abejas contribuye a mejorar otros procesos en el cuerpo lo que la hace una opción de primer orden en la contribución al manejo complementario de la ansiedad.

12. Cuidarse a sí mismo como se cuida a un ser amado

Hay que verse a uno mismo como otra persona a la que hay que cuidar, admirar, potenciar y proteger; en otras palabras: amar. Hay que velar por uno mismo, no hay que maltratarse. La misma actitud que se tiene hacia los seres amados se debe tener con el propio ser. A veces la ansiedad surge del descuido, de la poca atención que uno se presta a sí mismo, de un trato que no se corresponde al verdadero amor.

13. Ir al propio ritmo y evitar compararse con los demás

Llegar a las metas al propio ritmo, sin afanes y sin comparaciones con los otros. Esas comparaciones casi siempre son una falacia. Todos partimos y nos desenvolvemos en condiciones únicas. Cada quien tiene su propia historia y contexto. Ha de ser suficiente con disfrutar y saborear el camino que lleva hacia el cumplimiento de los objetivos. Hay que tener siempre en cuenta que a un paso tranquilo pero constante y decidido siempre se llega a la meta y se disfruta del viaje. La única comparación que debe existir es aquella con uno mismo; buscar ser mejor de lo que se fue ayer, hace una semana, un mes o un año es el ideal al que se debe aspirar.

14. Cultivar la vida social, dormir bien y evitar el alcohol y la cafeína

Hablar con la familia y los amigos de cosas buenas, dormir bien y modular el consumo de alcohol y cafeína son cosas que funcionan muy bien. La interacción con otras personas en un contexto positivo es reconfortante. Dormir bien es esencial para activar los mecanismos de auto reparación del cuerpo. La cafeína es un estimulante del sistema nervioso, por tanto no es conveniente consumirla durante el estado ansioso porque puede exacerbar esta condición. El alcohol a su vez puede causar o empeorar la ansiedad horas después de su consumo.

15. Compartir en familia

Compartir con la familia se asimila a oxigenar el espíritu. El primer círculo social, el más íntimo, cercano y confiable es la familia. Siempre podemos acudir a ella. A veces solo hace falta conversar alrededor de la mesa, una llamada o una videollamada para tener una gran fuente de sosiego.

16. Meditar

Meditar todos los días tiene importantes efectos fisiológicos, entre ellos favorece la liberación de dopamina. Ayuda a mejorar la atención y el enfoque, facilita el auto- conocimiento, permite ejercitar el control sobre los pensamientos y las ideas, limpia las telarañas mentales e incluso puede generar estados de éxtasis que reconfortan y revitalizan.

17. Alimentarse bien y a horas regulares

Cuidar muy bien la alimentación y establecer horas regulares para cada comida influye significativamente en el estado de ánimo. Reducir el consumo de carbohidratos y preferir los alimentos proteicos es ideal para mantener una dieta saludable que contribuya a un estado de ánimo óptimo.

18. No todo es ansiedad

A veces se llega a tener ansiedad por simple auto – sugestión. Se puede generar un estado de ansiedad crónico por el simple hecho de considerar que cualquier estado de ánimo alterado es ansiedad, por pensar continuamente en ello. Se puede crear un círculo vicioso en donde pensar en la ansiedad o considerar que cualquier estado de ánimo alterado corresponde a esa emoción hace que la persona cree en sí misma una ansiedad real y luego de creada exacerbarla por la rumiación de esa noción errónea, creando así una espiral negativa. No todo es ansiedad.

19. La introspección excesiva también es dañina

La introspección excesiva puede agudizar la ansiedad. Es bueno salirse del interior y concentrarse en el mundo exterior, en algo distinto al propio ser. Es bueno salirse de la introspección para dedicar tiempo y energía a los proyectos que benefician a los seres cercanos, luego a las personas a las que se llega a través del trabajo y finalmente al mundo entero.

20. Tener referentes admirables

Es inspirador pensar en personas admirables que han pasado por circunstancias mucho más adversas y lograron sobreponerse, triunfar o trascender. Eso impulsa a recurrir a la fuerza interior, que siempre es inmensamente superior a lo que uno cree, y además pone en perspectiva los problemas personales, que pueden ser minúsculos en comparación con otros.

21. Tolerar el aburrimiento

Es bueno saber que para llevar una vida feliz es esencial una cierta capacidad de tolerancia al aburriendo. La vida de las grandes personas solo ha sido emocionante durante unos pocos minutos trascendentales. Una persona que no soporta el aburrimiento es una pesona de escasa valía.

22. Agradecer

Siempre es bueno recordar que nos encontramos en una posición muy ventajosa en la vida respecto a cientos de millones de personas, que muchas de las cosas que tenemos no son solo fruto del talento y del esfuerzo, sino también de la suerte, a veces sobre todo de esta última. Es bueno por tanto agradecer todo lo que se es y todo lo que se tiene. Agradecer es apenas justo. El acto y el pensamiento de agradecer son un bálsamo y una alegría para el alma.

23. Todas las mañanas orientar el día hacia el bien, la verdad y la belleza

En este punto citamos literalmente a Jordan Peterson, psicólogo clínico y profesor de la Universidad de Toronto, autor del libro “12 Rules for Life: An Antidote to Chaos”: Al comenzar el día ”Oriéntate adecuadamente. Entonces y solo entonces concéntrate en el día. Fija tu atención en lo bueno, lo bello y lo verdadero y luego concéntrate en las tareas del día. Apunta continuamente al Cielo mientras trabajas diligentemente en la Tierra. Atiende plenamente al futuro mientras atiendes plenamente al presente. Así tendrás la mejor oportunidad de perfeccionar ambas cosas”. Fijarse en lo bueno, lo bello y lo verdadero de todas las cosas, las acciones y las personas crea las condiciones que propician una vida con propósito y aleja de la ansiedad.

24. Sonreír

Para las personas de un temperamento más bien serio sonreír no es tan fácil pero el esfuerzo trae grandes recompensas. Se puede comenzar sonriendo en todas las fotos, en todas las selfies. Luego se puede seguir por sonreír a todos los seres queridos, al ser amado, a todas las personas que nos saludan. Sonreír sin necesariamente haber una razón evidente, simplemente sonreír porque se está vivo. Sonreír transforma el estado de ánimo.

Te invitamos a compartir este artículo para que más personas se puedan beneficar de esta información.

Referencias Bibliográficas

  1. Wikipedia. (2019). Ansiedad [online] Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Ansiedad [Acceso 12 Ene. 2019].

Pide una asesoría médica remota sin costo con la Sociedad Colombiana de Apiterapia a través de los siguientes números:

WhatsApp: +57 316 728 8786 | Cel: +57 350 273 0659

2 thoughts on “24 Ideas, Estrategias y Hábitos Contra la Ansiedad en Tiempos de Coronavirus

  1. Blanca M.chaux says:

    Excelente enseñanza me deja esta información.
    En este momento dadas las circunstancias que estamos viviendo, es de gran utilidad para mí.
    Gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *