Chat with us, powered by LiveChat

La miel de abejas es uno de los alimentos más consumidos y apreciados en el mundo. Su producción se incrementado en un 50% en las últimas dos décadas siendo China el principal país productor (30% de toda la miel consumida en el mundo). Otros grandes productores mundiales de miel son Turquía, India, México, Ucrania y Argentina. En la mayoría de los países su producción no suple las necesidades del mercado interno y por lo tanto requieren de la importancia de miel de otras regiones del mundo.

Adulteración de la miel, problema mundial

La adulteración de la miel es un problema frecuente y ocurre en todos los países del mundo. Se considera que la miel de abejas es el tercer alimento más adulterado. Algunos estudios indican que entre el 50% y 90% de las mieles del mercado son falsas o adulteradas, es decir, es más probable conseguir una miel falsa que una pura.

Existen diferentes formas a través de las cuales se produce miel falsificada. La forma más burda de falsificarla es fabricando un jarabe de azúcar parecido a la miel. Sin embargo, suele ser muy simple identificar estas falsificaciones. Las técnicas empleadas en la actualidad combinan cierto porcentaje de miel pura con jarabes de azúcar, maíz, frutas o caña de azúcar. En todo caso, nunca se indica claramente en el etiquetado que se trata de una miel de abejas que no es 100% pura y el consumidor piensa que si lo es.

Uno de los mayores retos para combatir la adulteración de la miel es precisamente que no existe un método basado en el uso de la vista, gusto y olfato para la identificación de la miel como pura o falsa. La cristalización de la miel suele ser asumida por muchas personas como un indicador de la falsedad de la miel, pero, contrario a esto, se trata de un proceso natural de las mieles puras.

¿Por qué es importante consumir una miel de abejas pura?

La miel de abejas es un alimento no sólo delicioso, son muchos los beneficios para la salud que derivan de su consumo regular. Dentro de los beneficios del consumo de miel de abejas esta el control del perfil metabólico (colesterol, triglicéridos y glucemia), reducción del peso corporal, disminución de la velocidad del envejecimiento y regulación del funcionamiento del sistema inmunológico.

Ninguno de los beneficios para la salud que derivan del consumo de la miel de abejas se obtienen, por supuesto, al consumir la miel adulterada o falsificada. Además, estas mieles pueden alteran negativamente los niveles de colesterol, triglicéridos y glucemia (azúcar en la sangre) y contribuyen al incremento del peso. Muchas de estas preparaciones adulteradas de miel de abejas contienen altos niveles de antibióticos y metales pesados que ponen en riesgo de la salud del consumidor. Finalmente, no es ético ni agradable que el consumidor piense que compra un producto cuando en realidad le estan suministrando otro totalmente diferente.

China: inundando el mundo de mieles de dudosa calidad

Las mieles adulteradas proceden de distintos países del mundo, sin embargo, China es uno de los países que más producen miel de baja calidad y adulterada. Las mieles provenientes de China son consideradas como de alto riesgo por muchos países del mundo porque la práctica de adulteración con jarabe de azúcar, maíz, sacarosa, es frecuente: han desarrollado estrategias que ante estudios de laboratorio convencionales estas mieles adulteradas pueden ser incluso clasificadas como mieles puras.

Muchos productores y comercializadores emplean durante el proceso de envasado de la miel emplean grandes porcentajes de miel proveniente de China y un pequeño porcentaje de miel local. Existen casos en los casos tan sólo el 1% de la miel proviene realmente del sitio geográfico que se indica.

Identificar la miel proveniente de China no es fácil. Una práctica común es en primer lugar llevar la miel de china a otro país, por ejemplo, India o Chile y posteriormente enviar el producto a su país de destino. Al final se registra como un proceso de exportación desde estos últimos países hasta el lugar de destino.

El uso de esta miel se ha masificado por los bajos costos de producción de la miel en China, al fin y al cabo, una baja calidad también facilita un menor costo. La industria apícola en muchas regiones se encuentra en riesgo por los efectos de una competencia basada meramente en el bajo precio. En Colombia particularmente las mieles producidas por un apicultor local son hasta 4 veces más costosas que las importadas desde China.

No se trata de generar una lucha contra un país, pero sí de considerar los riesgo que derivan del consumo de una miel adulterada y la forma en la cual esto debe evitarse. Si bien es cierto es en buena medida una tarea de las agencias regulatorias, también es importante la información que tenga el consumidor final. A la final ninguna persona desea sufrir una enfermedad por consumir miel de abejas adulterada.

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados

Referencias bibliográficas

  1. Sanchez C, Castignani H, Rabaglio M. El mercado apícola internacional. Ministerio de Agrioindustria, República Argentina. 2018.
  2. Comisión de Agricultura y desarrollo rural, Unión Europea. Informe sobre las perspectivas y desafíos para el sector apícola de la Unión (2017/2115(INI)). 08/02/2018.
  3. Zhou X, Taylor MP, Salouros H, Prasad S. Authenticity and geographic origin of global honeys determined using carbon isotope ratios and trace elements. Scientific Reports 2018; 8 (14639).  
  4. Easter Strayer S, Everstine K, Kenned S. Economically Motivated Adulteration of Honey: Quality Control Vulnerabilities in the International Honey Market. Food Protection Trends 34 (1): 8-14

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *