Chat with us, powered by LiveChat

La apiterapia se basa en el uso de los diferentes productos de las abejas como la miel, polen, apitoxina, propóleo y jalea real con el fin de prevenir y tratar diferentes enfermedades. Su uso remonta a los comienzos de la humanidad, sin embargo, el desarrollo de la ciencia ha transformado la forma en la cual se entiende y se práctica. En este artículo encontrarás la forma en la cual se entiende y practica la apiterapia desde una perspectiva científica.

¿Por qué es importante la investigación y la construcción del conocimiento científico?

Medir es un proceso inherente al ser humano. A lo largo del día y en todas las actividades cotidianas se mide, incluso este ejercicio se hace de forma inconsciente en la mayoría de los casos. Medimos cuando al observar una persona (alto o bajo, bonito o no tan bonito, pesado o no tan pesado). Investigar y generar conocimiento es también un acto de medir, por supuesto buscando reducir el error y permitiendo que la investigación pueda ser reproducida por cualquier persona en cualquier lugar del mundo.

La investigación y generación de conocimiento científico permite el avance de la sociedad. Gracias a todo tipo de conocimientos se combaten enfermedades, se mejora la calidad de vida y disponemos de la tecnología para comunicarnos y aprender más conocimiento. La investigación realizada de forma adecuada reduce el error y da certeza en que los hallazgos encontrados sean una realidad.

Evolución de la apiterapia

El desarrollo de la apiterapia ha ido de la mano de la forma en la cual se entiende la ciencia y se comprende el proceso salud-enfermedad. Existen tres grandes momentos que describen la forma en la cual se ha entendido e investigado la apiterapia, así como su evolución histórica:

  1. Pensamiento mágico. Imperante por muchos siglos, las causas eran producto de eventos sobrenaturales.  
  2. Ciencia imperfecta. Se trata de una mezcla entre el pensamiento mágico y el racional.
  3. Pensamiento científico. Para todo efecto existe una causa identificable. El conocimiento es reproducible y no los eventos no se deben necesariamente al azar.

Aunque nos encontramos en la era del pensamiento científico es común encontrar aún perspectivas de pensamiento ubicadas en el pensamiento mágico o en la ciencia imperfecta. El pensamiento mágico, aunque tiene ventajas, también produce cosas negativas, dentro de ellas, facilita la introducción de pseudociencias.

Pruebas científicas de la apiterapia

El abordaje adecuado de la apiterapia implica que este sea realizado desde una racionalidad científica. Muchos exponentes de la apiterapia, lamentablemente, no tienen estos enfoques y afectan negativamente a las personas.

Las pruebas científicas existentes hasta la actualidad sobre la apiterapia han permitido entender cómo funciona, para qué sirve (y para que no) y medir la efectividad de esta terapéutica. Estas pruebas se dividen en tres grandes grupos:

  1. Modelos en animales. A través de este tipo de estudios se logra entender como funciona la apiterapia y los efectos que produce en el cuerpo.  
  2. Observaciones de personas tratadas con apiterapia. La observación de grupos de personas tratadas con apiterapia ha permitido entender su comportamiento en el corto y largo plazo.
  3. Ensayos clínicos. Han facilitado reconocer las enfermedades en las cuales es efectiva y en cuales no lo es.

No existen motivos en la actualidad para no abordar la apiterapia desde una perspectiva científica, al fin y al cabo, gracias a ella se reduce el error y se puede tener certeza de los efectos de esta hermosa terapéutica.  

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados

Referencias bibliográficas

  1. Moser A, et al.  Eur J Gen Pract. 2017 Dec;23(1):271-273. doi: 10.1080/13814788.2017.1375093.
  2. Li Z, et al. Gesundheitswesen. 2019 Aug 1. doi: 10.1055/a-0917-6861. [Epub ahead of print]
  3. Vembadi A, et al. Front Bioeng Biotechnol. 2019 Jun 18;7:147. doi: 10.3389/fbioe.2019.00147.
  4. Ajibola A. Malays J Med Sci. 2015 Sep;22(5):7-22.
  5. Patel S. J Diet Suppl. 2016;13(3):245-68. doi: 10.3109/19390211.2015.1008614.

2 comentarios de “La ciencia de la apiterapia

  1. Nilda ARACENA dice:

    Hola buen día..yo me trate una lesión de rodilla y hombro y con pocas sesiones de apiterapia mi cuerpo mejoró. Confío en su medicina es lo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *