El lupus eritematoso sistémico es una enfermedad autoinmune, crónica y que puede afectar a múltiples órganos. El lupus afecta a entre 20 y 50 personas por cada 100.000 habitantes. Aún no se conoce una causa exacta de la enfermedad sin embargo se reconoce aparece como resultado de la interacción entre algunos genes y factores medio ambientales. La apiterapia, un sistema terapéutico basado en el uso de los productos de la colmena, se ha utilizado como apoyo terapéutico para las personas que padecen esta enfermedad. En este artículo se presenta información sobre la aplicación de la apiterapia en casos de lupus eritematoso sistémico.

Lupus Eritematoso ¿En qué ayuda la apiterapia?

¿Qué caracteriza al lupus?

El lupus es una de las enfermedades autoinmunes que produce mayor impacto sobre diferentes sistemas del cuerpo. Suele iniciar con una etapa preclínica en la cual se pueden identificar anticuerpos positivos sin ningún síntoma. Sin embargo, después, comienza de forma progresiva a aparecer los síntomas de la enfermedad dentro de los cuales se encuentran:

  • Fatiga, pérdida de peso y fiebre
  • Artritis y dolor muscular
  • Lesiones en la piel
  • Daño del riñón
  • Inflamación de los vasos sanguíneos
  • Neuropatía y disfunción cognitiva
  • Inflamación pulmonar
  • Inflamación del corazón
  • Daño e inflamación en el hígado y páncreas
  • Anemia

¿Cómo actúa la apiterapia en casos de lupus?

La apiterapia se basa en el uso de los productos de la colmena como la miel de abejas, jalea real, polen, propóleos, apitoxina y pan de abejas. En los casos de lupus la apiterapia busca contribuir a disminuir la inflamación sistémica y proteger los órganos blanco objeto de daño por la enfermedad. Los productos de la colmena poseen actividad directa sobre la función del sistema inmunológico modulando la forma en la cual producen el ataque sobre los diferentes sistemas del cuerpo. En todo caso el inicio del uso de la apiterapia requiere la valoración exacta del caso con el fin de diseñar el mejor esquema de manejo para el mismo.

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados.

Referencias bibliográficas

  1. Nagafuchi Y, Shoda H, Fujio K. Immune Profiling and Precision Medicine in Systemic Lupus Erythematosus. Cells. 2019 Feb 10;8(2). pii: E140. doi: 10.3390/cells8020140.
  2. Javinani A, Ashraf-Ganjouei A, Aslani S, Jamshidi A, Mahmoudi M. Exploring the etiopathogenesis of systemic lupus erythematosus: a genetic perspective. Immunogenetics. 2019 Jan 22. doi: 10.1007/s00251-019-01103-2.
  3. Rúa-Figueroa Fernández de Larrinoa I. What is new in systemic lupus erythematosus. Reumatol Clin. 2015 Jan-Feb;11(1):27-32. doi: 10.1016/j.reuma.2014.09.004.
  4. Hwang DS, Kim SK, Bae H. Therapeutic Effects of Bee Venom on Immunological and Neurological Diseases. Toxins (Basel). 2015 Jun 29;7(7):2413-21. doi: 10.3390/toxins7072413.
  5. Lee G, Bae H. Anti-Inflammatory Applications of Melittin, a Major Component of Bee Venom: Detailed Mechanism of Action and Adverse Effects. Molecules. 2016 May 11;21(5). pii: E616. doi: 10.3390/molecules21050616.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *