Chat with us, powered by LiveChat

La osteoporosis es una enfermedad crónica que afecta la densidad de los huesos, como resultado de ello se pierde su fortaleza y se incrementa la susceptibilidad a una fractura. En el mundo una de cada tres mujeres y uno de cada doce hombres mayores a los 50 años padecen de la enfermedad. Por tratarse de una condición asintomática, en muchos casos no llega a detectarse su presencia. En este artículo se mencionan aspectos relacionados con esta enfermedad y su manejo con apiterapia.

Causas de la osteoporosis

Los huesos normalmente sufren procesos de remodelación continua, se destruye hueso antiguo y se genera hueso nuevo. En la osteoporosis la velocidad con que se pierde hueso es mayor a la de su producción. La menopausia es la causa más común de osteoporosis como consecuencia de la disminución de los estrógenos que estimulan la producción de hueso. Otras causa de osteoporosis son:

  • Hipertiroidismo
  • Consumo continuo de corticoides
  • Enfermedad del hígado
  • Alcoholismo
  • Tabaquismo
  • Inmovilización prolongada

Como detectar la enfermedad

La osteoporosis no produce síntomas. Cuando se presenta dolor, este deriva de las complicaciones de la enfermedad: las fracturas. Los sitios más frecuentes en los cuales se produce la enfermedad son los brazos, columna vertebral y caderas. Aunque en la radiografía se aprecia la disminución de la densidad de los huesos, el examen de elección es la densitometría ósea. Ocasionalmente pueden requerirse estudios hormonales y sanguíneos con el fin de determinar si existen o no entidades clínicas asociadas que expliquen la osteoporosis.

Uso de la apiterapia en el manejo de la osteoporosis

La apiterapia puede emplearse en el manejo de la osteoporosis bien sea para mejorar la densidad de los huesos o bien para el manejo de las fracturas en el control del dolor y mejorar el proceso de recuperación del hueso. Se ha demostrado que la jalea real y la miel de abejas a través de su consumo regular son útiles para incrementar la densidad del hueso. Con frecuencia se emplea también el polen de abejas que aporta micronutrientes necesarios para la formación del hueso.

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados.

Referencias bibliográficas

  1. Black DM, Rosen CJ. N Engl J Med. 2016 Jan 21;374(3):254-62. doi: 10.1056/NEJMcp1513724.
  2. Diab DL, Watts NB. Curr Opin Endocrinol Diabetes Obes. 2013 Dec;20(6):501-9. doi: 10.1097/01.med.0000436194.10599.94.
  3. Armas LA, Recker RR. Endocrinol Metab Clin North Am. 2012 Sep;41(3):475-86. doi: 10.1016/j.ecl.2012.04.006. 
  4. Lane NE. Am J Obstet Gynecol. 2006 Feb;194(2 Suppl):S3-11
  5. Lane JM, Russell L, Khan SN. Clin Orthop Relat Res. 2000 Mar;(372):139-50.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *