Chat with us, powered by LiveChat

El dolor crónico es aquel que se prolonga por más de 6 meses y no necesariamente cumple su función de alarma ante un daño en el cuerpo. El dolor crónico puede presentarse hasta en el 45% de la población y es un motivo de consulta frecuente en los servicios de salud. Su tratamiento es generalmente complejo y no suele controlarse fácilmente. En este artículo se abordan las causas frecuentes del dolor crónico y cómo la apiterapia contribuye a su control.

¿Por qué aparece el dolor crónico?

Existen varios tipos de dolor crónico dependientes del mecanismo que conduce a su desarrollo. En ellos se encuentran:

  • Dolor crónico primario. Es producto de una enfermedad crónica como la artritis y la artrosis o de una alteración emocional.
  • Dolor oncológico. Resulta como consecuencia de la evolución del cáncer, particularmente de la aparición metástasis.
  • Dolor neuropático. Aparece por el daño anatómico o funcional de los nervios periféricos lo cual conduce a dolor, generalmente descrito como quemazón o sensación de electricidad.
  • Migraña-cefalea.  No se conoce el mecanismo exacto que lo desencadena pero se considera que es resultado de alteraciones en el cerebro y en la regulación de la circulación de la sangre.

¿Cuáles son los efectos de la apiterapia en el dolor crónico?

La apiterapia puede emplearse en una gran variedad de condiciones y enfermedades como la artrosis, artritis, fibromialgia, neuralgia post herpética y cáncer entre muchas otras. Desde hace muchos años se emplea como parte del tratamiento integral del dolor crónico logrando reducir su intensidad, frecuencia y mejorar la calidad de vida de quien lo padece. La apiterapia permite:

  • Induce la actividad del cerebro para reducir el dolor. El cerebro posee mecanismos propios dirigidos a la reducción y control del dolor los cuales se activan por la apiterapia.
  • Disminuye la inflamación de los tejidos. La apiterapia permite controlar la inflamación local y sistémica disminuyendo la intensidad del dolor.
  • Evita el deterioro prematuro de los diferentes órganos y del sistema nervioso. La apiterapia disminuye la formación de memoria relacionada con el dolor y el desgaste de los tejidos.

Para que estos efectos se logren es necesario lograr que el manejo sea iniciado por un médico formado en apiterapia y seguir sus recomendaciones.

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados

Referencias bibliográficas

  1. Senba E, et al. Neurobiol Pain. 2017 Apr 17;1:6-15
  2. Von Korff M, et al. Pain. 1992 Aug;50(2):133-49.
  3. de la Vega R, et al.  Pain Pract. 2019 Apr;19(4):354-362.
  4. Seo BK, Han K, Kwon O, Jo DJ, Lee JH. Toxins (Basel). 2017 Nov 7;9(11). pii: E361.
  5. Zhang S, et al. Toxicon. 2018 Jun 15;148:64-73.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *