El dolor en la región cervical o cervicalgia es un problema común. Cada año el 16% de la población la padece y su impacto es grande no sólo en términos de calidad de vida, también en términos de costos de atención. En Estados Unidos cada año la cervicalgia cuesta mas de 25 millones de dólares en la atención. El dolor puede ser agudo si tiene una duración inferior a 15 días o crónico si tiene una duración mayor a los 3 meses. En este artículo se presentan las causas del dolor cervical y recomendaciones para mejorarlo.

 

Causas del dolor de cuello 

Existen varios factores de riesgo para el desarrollo del dolor de cuello dentro de los que se encuentran:

  • Estado de ánimo depresivo
  • Sensación de tensión muscular
  • Personalidades tendientes a la búsqueda de conflictos
  • Mala postura

Como factores protectores se han identificado:

  • Empoderamiento ante los problemas
  • Buena red de apoyo
  • Realización de actividad física regular
  • Trabajar el fortalecimiento de los músculos cervicales

Diferentes enfermedades y condiciones pueden conducir al desarrollo del dolor cervical:

  • Artritis reumatoide
  • Síndrome miofascial (dolores musculares con puntos gatillo)
  • Artrosis
  • Dolores irradiados (por ejemplo algunos ocurren como consecuencia de una ruptura del manguito rotador)
  • Estrés psicológico
  • Fibromialgia
  • Fatiga crónica
  • Hernia discal
  • Espondilitis anquilosante
  • Escoliosis
  • Sobrecarga muscular
  • Síndrome de latigazo cervical (por efectos de la inercia luego de un accidente de transito)

 

Recomendaciones para controlar el dolor de cuello 

Estas recomendaciones contribuyen a reducir la intensidad del dolor cervical:

  • Aplique un masaje suave sobre el cuello.
  • Evite cargas de peso sobre los hombros y cuello.
  • Si duerme boca arriba debe emplear una almohada baja, si duerme de lado esta debe ser un poco más alta. Esto permite que el cuello permanezca en su posición normal.
  • Al realizar actividades sentado busque que esta sea alta y con soporte recto sobre la espalda. No se incline hacia adelante ni flexione el cuello.
  • Evite tener la misma postura durante mucho tiempo seguido. Si el trabajo obliga a ello, realice pausas cada hora para realizar estiramientos y ejercicios.
  • No sostenga el teléfono sobre el hombro.
  • No levante pesos con la cabeza flexionada.
  • Si trabaja en computador el monitor debe ubicarse al frente y a la altura de los ojos.
  • Aplique calor sobre el sitio de dolor si este tiene una duración mayor a 2 días o frío si es inferior a este tiempo.

 

Tenga en cuenta los signos de alarma del dolor cervical que obligan a una revisión inmediata por el médico tratante:

  1. Aparición de brote en la piel
  2. Sensación de adormecimiento en los brazos
  3. Pérdida de fuerza muscular en los brazos
  4. Dolor que no baja de intensidad con ninguna medida
  5. Dolor que se acompaña de cefalea intensa y vómito
  6. Fiebre
  7. Pérdida de peso de forma inexplicable

 

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados.

 

Referencias bibliográficas

  1. Hill L, et al. Spine J. 2018 May;18(5):880-891.
  2. Hoy D, et al. Ann Rheum Dis. 2014 Jul;73(7):1309-15.
  3. Swedish Council on Health Technology Assessment. Stockholm: Swedish Council on Health Technology Assessment (SBU); 2010 May.
  4. Cohen SP, et al. BMJ. 2017 Aug 14;358:j3221
  5. Kim R, et al. Musculoskelet Sci Pract. 2018 Feb;33:77-83.

4 comentarios de “Cómo tratar el dolor de cuello

  1. ANA JUDITH VARGAS LÓPEZ dice:

    Excelentes recomendaciones y consejos.Los tendré en cuenta para mejorar mi salud y sobretodo situaciones que no sabía por parecer una enfermedad y ésta incluye
    desmejora todo el organismo.MIL GRACIASSSSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *