El dolor de espalda es uno de los dolores más comunes. Con seguridad todas las personas en algún momento de su vida padecerán o han padecido algún dolor en alguna región de la columna durante su vida. El dolor de espalda puede ser de intensidad variable, desde leve (no afecta en general actividades de la vida cotidiana) hasta severa (impide realizar actividades). En todo caso su presentación siempre produce preocupación y afecta negativamente la calidad de vida.

El dolor puede presentarse en diferentes sitios de la columna: la región cervical (cuello), región dorsal (detrás del tórax), lumbar (“donde quedan los riñones”) y sacro-cóccix (donde termina la columna). Así mismo el dolor puede ser agudo (menos de 15 días de duración), subagudo (entre 15 días y 6 meses) y crónico (más de 6 meses). En este artículo presentaremos las causas frecuentes y recomendaciones para su prevención y tratamiento.

 

Causas del dolor de espalda

A continuación se presentan las causas más frecuentes del dolor de espalda de acuerdo a su ubicación:

Dado que las causas son variables y múltiples es importante que el médico identifique con exactitud la causa del dolor. Esto permitirá diseñar un tratamiento específico para la causa del dolor.

 

Signos de alarma

Los signos de alarma son aquellos que deben hacer que se busque una atención médica urgente. En el caso del dolor de espalda conviene reconocer los siguientes:

  • Dolor que incrementa de intensidad de forma progresiva
  • Haber tenido un accidente reciente
  • Sensación de “corrientazos”, dolor de tipo “quemazón” o pérdida de la fuerza en los brazos o piernas.
  • Dolor que no mejora con el reposo
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Tener menos de 20 años o más de 50 años
  • Dolor en la noche que impide el sueño
  • Antecedente de uso de corticoides durante más de 6 meses seguidos
  • Antecedente de osteoporosis
  • Masa abdominal pulsátil

Estos signos de alarma permiten identificar un dolor que debe ser valorado de forma urgente por un médico.

 

Aspectos emocionales del dolor de espalda

El dolor de espalda, en ocasiones, es resultado de la expresión de un problema emocional. Esto explica, principalmente, aquellos casos en los cuales no se encuentra una causa orgánica del dolor (1). De acuerdo a la ubicación del dolor este puede representar diferentes problemas emocionales:

  • Dolor cervical. Estrés laboral y financiero, preocupaciones y ansiedad.
  • Dolor dorsal o torácico. Depresión.
  • Dolor lumbar. Miedo, temor y ansiedad.
  • Dolor sacro. Rigidez emocional, sentimientos de culpa.

 

Recomendaciones para prevenir y controlar el dolor de espalda

Son varias las cosas que pueden hacerse para prevenir y controlar el dolor de espalda (2-5):

  • Cuide su postura. Utilice silla con espaldar y mantenga la columna recta evitando encorvarse.
  • Camine o trote todos los días.
  • Evite el uso de tacones.
  • No levante objetos muy pesados. Un peso óptimo para bolsos y maletas es el 5% del peso corporal y la carga debe hacerse sobre los dos lados del cuerpo.
  • Reduzca el peso corporal. Las personas con obesidad tienen más riesgo de desarrollar dolor de espalda y su intensidad es mayor.
  • Aplique hielo y calor en el sitio de dolor. Esto ayudará a reducir la intensidad.
  • Realice pausas durante la realización de sus actividades cotidianas y trabajo. Estirarse y respirar profundo en las pausas es útil y necesario. Cada dos horas es un buen intervalo de tiempo para tomar una pausa.
  • El colchón debe ser el adecuado, ni muy blando, ni muy duro. Una adecuada posición al dormir es boca arriba ubicando una almohada bajo las rodillas y bajo la zona lumbar o bien de lado en posición fetal.
  • Emplee siempre estrategias para el control de estrés, si bien este es inevitable, su adecuado afrontamiento resulta bastante útil.
  • Los pescados de mar y los frutos secos son alimentos que reducen la inflamación y son útiles en el control del dolor de espalda con componente inflamatorio.
  • La piña y frutas rojas como las fresas y moras son útiles también para disminuir la inflamación de la espalda.

 

A continuación se muestran algunos estiramientos útiles para la espalda y que pueden ser realizados durante las pausas de las actividades laborales y cotidianas:

 

 

Referencias bibliográficas

  1. Meier ML et al. Pain Rep. 2017 Apr 11;2(3):e601.
  2. O’Keeffe M, et al. Physiotherapy. 2017 Oct 31. pii: S0031-9406(17)30094-9. 
  3. Kamper SJ, et al. Best Pract Res Clin Rheumatol. 2016 Dec;30(6):965-967. 
  4. Chenot JF, et al. Dtsch Arztebl Int. 2017 Dec 25;114(51-52):883-890. 
  5. Lee H, et al. Best Pract Res Clin Rheumatol. 2016 Dec;30(6):1074-1083.

4 comentarios de “Dolor de espalda: causas y recomendaciones para su manejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *