Los productos de la colmena han sido consumidos por la humanidad desde sus mismos inicios. Existe un gran cuerpo de evidencia que muestra que los primeros asentamientos humanos consumían estos productos; no sólo se han utilizado como alimentos, desde hace siglos han sido utilizados por sus bondades terapéuticas (1–3). Dentro de los productos de la colmena se encuentran la miel de abejas (conozca los beneficios terapéuticos de la miel de abejas nativas), el polen, la jalea real y los propóleos.

El polen de abejas es el resultado de la aglutinación de los granos de polen de las flores combinado con néctar y productos enzimáticos de las abejas (4). De acuerdo a la población de plantas que se encuentran en la región en la cual se cosecha el polen, así mismo varía su composición, es decir, existen múltiples variedades de polen de abejas. El polen de abejas como alimento se emplea en diferentes presentaciones: polen de abejas, combinado con miel de abejas, extracto etanólico y como parte del pan de abejas. A pesar de que no se consume con la misma frecuencia que la miel, no por ello deja de ser interesante. Como se presentará más adelante, se trata de un alimento de alto valor biológico y terapéutico.

 

Colombia: escenario perfecto para la producción de polen de abejas

Colombia es un país con una amplia diversidad de especies vegetales gracias a su ubicación privilegiada que le permite contar con todos los pisos térmicos (5). Esta característica es especialmente importante en términos de la producción de polen por la posibilidad de acceder a diferentes variedades derivadas a su vez de distintas especies. El polen de abejas colombiano es valorado en el mundo por su diversidad floral a pesar de su escasa producción. Según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) en Colombia pueden recolectarse 2.000 toneladas de polen de abejas al año. A pesar de la potencialidad que tiene Colombia, la biodiversidad y la potencialidad que posee, ocupa el puesto 64 en el mundo en términos de colmenas instaladas. En efecto existe un interés limitado de la comunidad política, industria e incluso de la sociedad en general sobre el cuidado y cultivo de las abejas. A pesar de ello con el tiempo ha habido un incremento progresivo en las colmenas instaladas (ver figura 1).

 

Figura 1. Colmenas instaladas en Colombia.

 

El polen de abejas de diferentes regiones de Colombia es particularmente rico en especies vegetales, más de 80 variedades diferentes pueden aportar a su composición, varias de ellas con propiedades terapéuticas relevantes (6). El impulso en el estudio y producción del polen de abejas en Colombia debería ser una prioridad mediante la generación de políticas públicas. En términos de investigación de los usos del polen sobre la salud humana, la Sociedad Colombiana de Apiterapia se encuentra realizando investigaciones que permitan entender sus efectos e impulsar sus usos.

 

El polen de abejas contiene varios compuestos bioactivos

La composición del polen puede variar, en buena medida esto se explica por las variedades florales diferentes que visita una abeja para su producción; a pesar de ello, se han descrito los siguientes componentes:

 

Tabla 1. Composición del polen. Fuente: elaboración propia basada en (7).

 

El polen de abejas contiene los aminoácidos esenciales para el ser humano: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina. Los carbohidratos de los cuales se compone son principalmente fructosa y glucosa y los lípidos son ácidos grasos insaturados. Si bien, estos se encuentran en cantidades variables, su presencia en el polen le ha permitido el calificativo de alimento perfecto (8,9).

Otros componentes del polen de abeja no son menos importantes y muestran actividad terapéutica. En primer lugar debe tenerse en cuenta el contenido de vitaminas y minerales que posee el polen, dentro de los cuales se encuentran las vitaminas del grupo B, vitamina C, vitamina E, magnesio, calcio, hierro, zinc y manganeso (4,10).  También se considera una buena fuente de ácidos grasos omega 3, 6 y 9 (poli-insaturados) (11). El consumo de este tipo de ácidos grasos ha mostrado beneficios para la prevención y tratamiento de enfermedades como la enfermedad cardiovascular, artrosis, artritis y el cáncer (12).

El polen de abejas contiene también compuestos polifenólicos y flavonoides. Dentro de los flavonoides que se han descrito se encuentran la quercetina, kaempferol y la isorhamnetina hasta en un 5% de su composición (13). Alrededor de un 0,2% de su composición corresponde a compuestos polifenólicos (14). En buena medida estos componentes explican las bondades terapéuticas del polen de abejas.

 

Valor terapéutico del polen

El polen de abejas es un alimento con gran potencial en el campo de la prevención y tratamiento de diferentes enfermedades que afectan a la humanidad. A continuación se mencionan los beneficios del consumo regular del polen:

 

Tabla 2. Valor terapéutico del polen.

 

Como puede apreciarse los efectos del polen son numerosos e interesantes. El consumo habitual del polen podría contribuir a un mejor estado de salud en la población.

 

Polen de abejas, desnutrición y seguridad alimentaria

Son evidentes los beneficios del polen de abejas sobre el estado nutricional de los seres humanos. La composición del polen permite pensar en sus posibles beneficios sobre la malnutrición proteico-calórica. En Colombia de acuerdo a la Encuesta Nacional de Situación Nutricional 2015 (ENSIN) el 54% de los hogares se encuentran en situación de inseguridad alimentaria, en efecto los departamentos alejados del centro del país muestran una situación más compleja, sin embargo, en todo el país se reporta un rango superior al 39% de los hogares (24).

Los efectos negativos de la desnutrición son bien conocidos, siendo crítica durante los primeros años de vida dado que afecta el desarrollo neurológico y  el crecimiento de los niños (25). En Colombia aún ocurren muchos casos de mortalidad infantil como consecuencia del estado de desnutrición (26); la búsqueda de alternativas que permitan combatirla esta plenamente justificada y es un objetivo de toda la sociedad.

Las características nutricionales del polen hacen pensar en su utilidad para prevenir y controlar la desnutrición. Su contenido de aminoácidos esenciales, proteínas, grasas y carbohidratos, así como su aporte calórico lo convierten en una alternativa útil (8). Aunque existe poca evidencia científica que evalúe su impacto, modelos animales han mostrado, por ejemplo, que su uso durante el embarazo mejora el crecimiento fetal, control del peso materno, niveles de hemoglobina y reduce la mortalidad fetal (27).

Es bien conocido también el efecto benéfico de las abejas y la apicultura (cultivo de abejas) sobre la seguridad alimentaria, según estimaciones de la FAO el servicio de polinización que realizan las abejas tiene un valor de al menos 20 veces el valor comercial de los productos de la colmena consumidos por los seres humanos (28). En Colombia existen pocos referentes al respecto, un estudio realizado en la Universidad Nacional de Colombia sobre dos especies frutales mostró que sin la implementación de modificaciones en la producción, las abejas prestan un servicio de polinización cuyo valor es al menos equivalente a la utilidad que se obtiene con la comercialización de las frutas (29).

La polinización que realizan las abejas es indispensable para garantizar la producción de alimentos en todo el mundo. El uso de la polinización natural de las abejas en la agricultura se considera en la actualidad un elemento sostenible y eficaz para asegurar el acceso y producción de alimentos; la afectación negativa de las abejas conduce a una mayor pobreza y una menor producción de alimentos en todo el mundo (30). El uso de agentes agroquímicos así como la agroindustria desmedida en la actualidad ha amenazado a las abejas en todo el mundo poniendo en riesgo sus funciones ecológicas (31). La producción de polen en el mundo favorece las funciones ecológicas que cumplen las abejas. El consumo del polen como alimento, entonces, además de traer beneficios nutricionales y sobre el estado de salud de las personas, también promueve la agricultura sostenible, el acceso a alimentos y la biodiversidad.

 

Conclusión

La función ecológica de las abejas es importante en el mundo, su actividad permite garantizar la producción de alimentos y especies vegetales en todo el mundo. El polen de abejas es uno de los productos de la colmena con efectos importantes sobre la nutrición y salud de los seres humanos. El polen es un alimento ideal por cuanto contiene proteínas y aminoácidos esenciales, carbohidratos y ácidos grasos necesarios para el funcionamiento del cuerpo. Se han documentado propiedades terapéuticas del polen de abejas sobre el sistema cardiovascular, osteo-muscular, sangre, hematopoyético y piel. De acuerdo a la evidencia científica disponible existen motivos por los cuales deba recomendarse la introducción del polen dentro de los hábitos alimenticios habituales en la población.

 

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados.

 

Referencias bibliográficas

  1. Kumar Gupta R, Khan MS, Srivastava RM, Goswami V. History of beekeeping in developing world. In: Beekeeping for Poverty Alleviation and Livelihood Security: Vol 1: Technological Aspects of Beekeeping. 2014. p. 3–62.
  2. Prioreschi P. Alternative medicine in ancient and medieval history. Med Hypotheses [Internet]. 2000;55(4):319–25. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11000060
  3. Smith RD. Avicenna and the Canon of Medicine: a millennial tribute. West J Med. 1980;133(4):367–70.
  4. Campos MGR, Bogdanov S, de Almeida-Muradian LB, Szczesna T, Mancebo Y, Frigerio C, et al. Pollen composition and standardisation of analytical methods. J Apic Res [Internet]. 2008 Jun 1;47(2):154–61. Available from: http://www.ibra.org.uk/articles/Pollen-composition-and-standardisation-of-analytical-methods
  5. Rangel-ch JO. La biodiversidad de Colombia. Palimpsestos [Internet]. 2005;5:292–304. Available from: http://scholar.google.com/scholar?hl=en&btnG=Search&q=intitle:La+biodiversidad+de+Colombia#6
  6. Ortiz D, Nates-Parra G. Procedencia Botánica del Polen de la miel Almacenada por Apis mellifera en Alrededores de la Sabana de Bogotá II: Polen en la MieL. Agron Colomb. 1987;IV:39–42.
  7. Bogdanov S. Pollen : Production , Nutrition and Health : A Review. Bee Prod Sci [Internet]. 2014;(February):1–35. Available from: www.bee-hexagon.net
  8. Frias BED, Barbosa CD, Lourenço AP. Pollen nutrition in honey bees (Apis mellifera): impact on adult health. Apidologie. 2016;47(1):15–25.
  9. Roulston TH, Cane JH. Pollen nutritional content and digestibility for animals. Plant Syst Evol [Internet]. 2000;222(1–4):187–209. Available from: http://link.springer.com/10.1007/BF00984102
  10. HERBERT EW, SHIMANUKI H. CHEMICAL COMPOSITION AND NUTRITIVE VALUE OF BEE-COLLECTED AND BEE-STORED POLLEN. Apidologie [Internet]. 1978;9(1):33–40. Available from: http://www.apidologie.org/10.1051/apido:19780103
  11. Sagona S, Pozzo L, Peiretti PG, Biondi C, Giusti M, Gabriele M, et al. Palynological origin, chemical composition, lipid peroxidation and fatty acid profile of organic Tuscanian bee-pollen. J Apic Res [Internet]. 2017 Mar 15;56(2):136–43. Available from: https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/00218839.2017.1287995
  12. Tvrzicka E, Kremmyda L-S, Stankova B, Zak A. Fatty acids as biocompounds: their role in human metabolism, health and disease–a review. Part 1: classification, dietary sources and biological functions. Biomed Pap Med Fac Univ Palacky Olomouc Czech Repub [Internet]. 2011 Jun;155(2):117–30. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21804620
  13. Komosinska-Vassev K, Olczyk P, Kaźmierczak J, Mencner L, Olczyk K. Bee pollen: Chemical composition and therapeutic application. Vol. 2015, Evidence-based Complementary and Alternative Medicine. 2015.
  14. Rzepecka-Stojko A, Stojko J, Kurek-Górecka A, Górecki M, Kabała-Dzik A, Kubina R, et al. Polyphenols from Bee Pollen: Structure, Absorption, Metabolism and Biological Activity. Molecules [Internet]. 2015 Dec 4;20(12):21732–49. Available from: http://www.mdpi.com/1420-3049/20/12/19800
  15. Araújo J, Chambó E, Costa M, Cavalcante da Silva S, Lopes de Carvalho C, M. Estevinho L. Chemical Composition and Biological Activities of Mono- and Heterofloral Bee Pollen of Different Geographical Origins. Int J Mol Sci [Internet]. 2017 Apr 27;18(12):921. Available from: http://www.mdpi.com/1422-0067/18/5/921
  16. Rzepecka-Stojko A, Stojko J, Jasik K, Buszman E. Anti-Atherogenic Activity of Polyphenol-Rich Extract from Bee Pollen. Nutrients [Internet]. 2017 Dec 18;9(12):1369. Available from: http://www.mdpi.com/2072-6643/9/12/1369
  17. Nagai T, Inoue R, Suzuki N, Tanoue Y, Kai N, Nagashima T. Antihypertensive activities of enzymatic hydrolysates from honeybee-collected pollen of Cistus ladaniferus. J Food, Agric Environ. 2007;5(3–4):86–9.
  18. SARAL Ö, YILDIZ O, ALİYAZICIOĞLU R, YULUĞ E, CANPOLAT S, ÖZTÜRK F, et al. Apitherapy products enhance the recovery of CCL4-induced hepatic damages in rats. TURKISH J Med Sci [Internet]. 2016;46:194–202. Available from: http://online.journals.tubitak.gov.tr/openDoiPdf.htm?mKodu=sag-1411-35
  19. Denisow B, Denisow-Pietrzyk M. Biological and therapeutic properties of bee pollen: a review. J Sci Food Agric [Internet]. 2016 Oct;96(13):4303–9. Available from: http://doi.wiley.com/10.1002/jsfa.7729
  20. Carpes ST, Begnini R, Alencar SM De, Masson ML. Study of preparations of bee pollen extracts, antioxidant and antibacterial activity. Ciência e Agrotecnologia. 2007;31(6):1818–25.
  21. Andrés J-G. Cáncer Y Terapéutica Con Productos De La Colmena. Revisión Sistemática De Los Estudios Experimentales. Rev la Fac Med [Internet]. 2012;60(2):79–94. Available from: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0120-00112012000200002&lang=pt
  22. Kafadar IH, Güney A, Türk CY, Oner M, Silici S. Royal jelly and bee pollen decrease bone loss due to osteoporosis in an oophorectomized rat model. Eklem Hastalik Cerrahisi [Internet]. 2012;23(2):100–5. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22765489
  23. Jannesar M, Sharif Shoushtari M, Majd A, Pourpak Z. Bee Pollen Flavonoids as a Therapeutic Agent in Allergic and Immunological Disorders. Iran J Allergy Asthma Immunol [Internet]. 2017 Jun;16(3):171–82. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28732430
  24. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Resumen Ejecutivo Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia, ENSIN 2010 [Executive Summary National Survey of Nutrition Situation in Colombia, ENSIN 2010] [Internet]. Ensin. 2010. Available from: https://www.icbf.gov.co/icbf/directorio/portel/libreria/pdf/ResumenEjecutivoAbril6de2011.pdf
  25. Acevedo L, Menéndez S. Desnutrición infantil. Unicef [Internet]. 2006; Available from: http://www.unicef.org/republicadominicana/health_childhood_10172.htm
  26. Flórez CE, Nupia OA. Desnutrición infantil en Colombia: inequidades y determinantes. Organ Panam la Salud [Internet]. 2001;(7):34. Available from: http://bvsper.paho.org/texcom/nutricion/D2001.pdf
  27. Xie Y, Wan B, Li W. [Effect of bee pollen on maternal nutrition and fetal growth]. Hua xi yi ke da xue xue bao = J West China Univ Med Sci = Huaxi yike daxue xuebao [Internet]. 1994 Dec;25(4):434–7. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7744390
  28. Organización de las naciones unidas para la alimentación y la agricultura. The importance of bees in the nature [Internet]. [cited 2017 Sep 5]. Available from: ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/012/i0842e/i0842e04.pdf
  29. Rodríguez Calderón ÁT. Requerimientos y valor económico del servicio de polinización prestado por abejas en dos frutales promisorios colombianos, (Champa Campomanesia lineatifolia Ruiz & Pav. y Cholupa Passiflora maliformis L.). Universidad Nacional de Colombia; 2015.
  30. Balmer J. Decline of bees and other pollinators could worsen global malnutrition [Internet]. Science Magazine. 2014 [cited 2018 Feb 20]. Available from: http://www.sciencemag.org/news/2014/10/decline-bees-and-other-pollinators-could-worsen-global-malnutrition
  31. Greenpeace Laboratories Research. Bees in Decline put pollinators and agriculture. Greenpeace Res Lab Tech Rep. 2013;1:48.

 

 

 

 

23 comentarios de “Polen de abejas colombiano: alimento de alto valor nutricional y terapéutico

  1. Olga castillo dice:

    Buenas tardes mi caso fui operada de tiroides total quesiera saber cómo lo puedo consumir el polen en qué alimentos y cuántas veces al día

    • Sociedad Colombiana de Apiterapia dice:

      Gloria cordial saludo. En la cra 13 no 59-24 local 135. También puedes solicitarlo a domicilio llamando al 606 8806, cel 350 273 0659 o whatsapp al 316 728 8786. Nuestros horarios de atención telefónica son de lunes a viernes de 9 am a 6 pm y sábados de 9 am a 3 pm.

  2. Carlos Valencia V. dice:

    Yo lo consumo todos los dìas en ayunas. Una cucharadita de polen y espero que se diluya en mi boca. Me ha servido de mucho porque nò me he vuelto a enfermar.

    • Sociedad Colombiana de Apiterapia dice:

      Sonia cordial saludo. Realizamos envios a todo Colombia. La presentación del polen es de 300 gramos y tiene un costo de $40.000. Puedes comunicarte con nosotros llamando a la linea gratuita nacional 01 8000 423 896, cel 350 273 0659 o whatsapp 316 728 8786. Nuestros horarios de atención telefónica son de lunes a viernes de 9 am a 6 pm y sábados de 9 am a 3 pm. Gracias por tu mensaje

  3. Jaime Cifuentes Mogollón dice:

    Dr Andres, el consumo de Polen de forma diaria, pueden producir subida de la tensión arterial y/o incremento en triglicerios o colesterol ?

    • Sociedad Colombiana de Apiterapia dice:

      Jaime recibe un saludo cordial. El polen de abejas no induce el incremento en la presión arterial ni en los niveles de colesterol o triglicéridos. Al contrario se ha documentado que su consumo favorece la reducción de sus niveles hasta en un 15% (Molecules 2018; 23 (4)). Gracias por tu mensaje

  4. Pingback: BOYACÁ: Primer productor de polen de Colombia | ASOAPIBOY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *