En la actualidad el estilo de vida se considera trascendental en la prevención y tratamiento de muchas enfermedades (por no decir todas). La fibromialgia no es ajena a esta realidad, sin embargo, muchas veces se dice que debe modificarse el estilo de vida sin brindar todos los elementos necesarios para entender porqué y cómo debe ser el estilo de vida en esta enfermedad.

En su concepción más amplia el estilo de vida incluye muchos aspectos de la vida. En el caso particular de la fibromialgia tres elementos son relevantes: actividad física, alimentación y manejo del estrés. Por supuesto lograrlo no es fácil pero una vez se realiza adecuadamente, la calidad de vida y los síntomas mejoran significativamente.

Alimentación 

Son varios los estudios que han intentado entender los asuntos referentes a la alimentación en personas que padecen fibromialgia. Existe cierto acuerdo en considerar que probablemente la alimentación impacta de forma positiva o negativa sobre los procesos de estrés oxidativo los cuales a su vez empeoran los síntomas de la fibromialgia e incrementan la velocidad de envejecimiento de los tejidos.

Los alimentos que controlan el estrés oxidativo se consideran como posiblemente útiles en personas que padecen esta enfermedad. Los alimentos que contienen zinc, manganeso, ácidos grasos omega 3, la vitamina B6, polifenoles (antioxidantes) y flavonoides (antioxidantes) son útiles para reducir la oxidación. El listado es amplio pero conviene mencionar algunos alimentos que contienen estos componentes y son de consumo relativamente habitual: frutos secos sin aditivos, ajonjolí, remolacha, plátano, aceite de oliva, aceite de coco, filete de atún, pescados de mar, ajo, ciruelas secas, miel de abejas, propóleos, frutas rojas, brócoli y tomates.

Algunos alimentos incrementan el estrés oxidativo en los tejidos corporales. Buen ejemplo de ello son las grasas saturadas, los azúcares refinados, el alcohol y aditivos alimentarios como el glutamato monosódico. Dado que el incremento de la oxidación de los tejidos aumenta a su vez la intensidad de los síntomas de la fibromialgia conviene evitarlos (incluso si hay controversias en algunos temas). Por ejemplo en una investigación de expertos de la Universidad de Zaragoza (1) no se encontró que suspender el aspartame y los alimentos con glutamato monosódico tengan impacto sobre la calidad de vida y síntomas de las personas con fibromialgia. Previamente sin embargo se han documentado los efectos que posee el glutamato monosódico sobre la intensidad del dolor en la fibromialgia (2). Es un campo conflictivo, sin embargo, no existen inconvenientes al no poder consumir un aditivo alimentario y al contrario existe la posibilidad de mejorar la calidad de vida. Seguramente existen personas sensibles a este tipo de aditivos y sólo a través de su observación es posible reconocer si la persona es sensible o no a este tipo de sustancias. Llevar un diario de alimentación es útil en esos casos para lograr determinar este tipo de sensibilidad.

Actividad física

La actividad física tiene varios efectos positivos sobre el cuerpo y mente de la persona con fibromialgia. Los beneficios del ejercicio son múltiples: reducción de la ansiedad y depresión, mejor calidad del sueño, mejor función digestiva, disminución de la intensidad del dolor y mejor calidad de vida. La actividad física debe ser planificada y tener en cuenta las condiciones particulares de cada persona. Caminar 30 minutos cada día o practicar la natación son excelentes opciones iniciales.

Manejo del estrés

Las personas con fibromialgia muestran niveles elevados de estrés subjetivo y altos niveles de cortisol que se emplea como un indicador del estado de estrés en el cuerpo. Los eventos estresantes de la vida están relacionados con el desarrollo e intensidad sintomática de la fibromialgia. Incluso una enfermedad crónica puede ser lo suficientemente estresante como para desencadenar el desarrollo de esta enfermedad, por esto es tan frecuente su presentación en personas que padecen artritis reumatoide, cáncer o lupus eritematoso.

Los motivos por los cuales el estrés puede desencadenar la enfermedad o incrementar sus síntomas aún no son comprendidos, sin embargo, puede alterar el funcionamiento del sistema nervioso e incrementar la inflamación. Los métodos utilizados para el control del estrés son variados y no todos sirven para todas las personas. Cualquiera de los métodos existentes dirigidos a la relajación son útiles y adecuados. El yoga, meditación, la música, actividad física o incluso otras actividades se consideran como métodos de relajación. Conviene también, por supuesto, modificar la intensidad con que se perciben los problemas del diario vivir.

Referencias

  1. Vellisca MY. Rheumatol Int 2014; 34 (7): 1011.
  2. Holton KF. Clin Exp Rheumatol 2012; 30: 10.

 

6 comentarios de “La importancia del estilo de vida en la fibromialgia

  1. Bibiana dice:

    Padezco fibromialgia y estoy embarazada por lo que no puedo tomar nada para el dolor porque la medicación afecta al bebé, tienen algún tratamiento que no genere secuelas.

    Gracias.

    • Sociedad Colombiana de Apiterapia dice:

      Bibiana recibe un saludo cordial. Comunícate con nosotros llamando a la linea gratuita nacional 01 8000 423 896 o en Bogotá al 606 8806, nuestros horarios de atención telefónica son de lunes a viernes de 9 am a 6 pm y sábados de 9 am a 3 pm. También puedes escribirnos al email: sociedadapiterapia@gmail.com y uno de los especialistas de la sociedad responderá a tus inquietudes. Gracias por tu mensaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *