“Imagine una vida con dolor constante, en el día y la noche, un sueño no reparador y muchas otras molestias que se presentan de forma permanente” Laura, paciente con fibromialgia

 

A pesar de los avances científicos en la fibromialgia, continúan siendo incomprendidos muchos de los aspectos de esta enfermedad. Algunos incluso la han llamado “enfermedad fantasma” teniendo en cuenta la ausencia de hallazgos positivos en los exámenes realizados. Hasta un 6% de la población puede padecerla y, lamentablemente, en muchos casos no se llega al diagnóstico apropiado. Las personas con esta enfermedad presentan dolor generalizado que puede desencadenarse con estímulos que no producen dolor (por ejemplo un abrazo), alteraciones en el sueño (especialmente insomnio), sensación de fatiga y en el funcionamiento digestivo.

Los orígenes históricos de la fibromialgia son inciertos, aunque parece haber cierto acuerdo con la descripción de los primeros casos en el siglo XIX. En ese entonces se consideró que se trataba de una enfermedad con un mecanismo derivado de la afectación de los músculos: de ahí, precisamente, deriva el nombre de la enfermedad (Fibro=fibra, mio=músculo y algia=dolor). La comprensión de la enfermedad en los últimos años ha mejorado significativamente y es distinta a estos pensamientos iniciales.

Alteraciones funcionales en la fibromialgia

Actualmente la fibromialgia se describe como un proceso en el cual el cuerpo interpreta diferentes estímulos (por ejemplo la tristeza, el frío, calor o incluso el más leve contacto) como una señal de dolor. Esto no es natural y da lugar al síntoma más común en la enfermedad: el dolor. Sin embargo esto no es lo único que ocurre en el cuerpo de personas con la enfermedad. Los nervios -esos cables que transmiten y envían la información a través del cuerpo- también muestran alteraciones en su funcionamiento y hacen que otros estímulos o señales sean interpretadas de forma incorrecta. Esto parece explicar también porqué es común la asociación entre la fibromialgia y el síndrome de colon irritable, insomnio y dismenorrea (menstruación dolorosa). No es fácil de comprender en principio lo que ocurre pero este es un buen ejemplo de lo que ocurre: imagine que el cerebro es como su computador personal o su celular. En condiciones de normalidad cuando teclea la letra “a” debe aparecer una letra “a”. Esto es lo que consideramos como interpretación normal o adecuada de la información. En la fibromialgia ocurre algo como si cuando se teclea la letra “a” aparece una letra “d”.

Dado que se trata de una alteración funcional del centro de percepción del dolor y de los nervios que transmiten y reciben esta información es imposible, con las técnicas habitualmente utilizadas en el examen físico, laboratorio e imágenes diagnósticas, identificar anomalía alguna. No identificar ninguna anomalía genera estrés en la persona con la enfermedad e incluso en muchas ocasiones pueden llegar a asumir que tienen algún trastorno mental y sus familias pueden considerar que se esta simulando la enfermedad.

Aunque en la actualidad no se conocen las causas exactas de la enfermedad se reconoce que existen factores genéticos que conducen a su desarrollo cuando entran en contacto con factores medio ambientales que funcionan como detonantes. Estos factores pueden ser múltiples y variados: infecciones, eventos emocionales traumáticos, enfermedades degenerativas crónicas (como la artritis), el sexo femenino y la falta de un estilo de vida saludable, particularmente relacionada con el sedentarismo. Es evidente que la enfermedad es más frecuente en las mujeres, sin embargo en el momento no se sabe si esto ocurre como consecuencia de características propias de la forma en como la mujer percibe el mundo o si esta relacionada a su funcionamiento hormonal.

Consejos para convivir con la fibromialgia

Como puede verse vivir con fibromialgia no es simple, al contrario, puede afectar el estado natural del funcionamiento en las personas que la padecen. Es importante reconocerla y entender qué ocurre para reducir el impacto de la enfermedad. Las siguientes recomendaciones son útiles para personas con fibromialgia y sus familias:

  • Piense en la fibromialgia como una compañera, algunos días serán buenos, otros no tanto. Sin embargo, siempre es necesario tener la mejor actitud posible y comprender lo que ocurre en el cuerpo.
  • Adopte siempre un patrón de sueño regular, intentando dormir y despertar a la misma hora. Conviene también evitar el consumo de alcohol o cafeína y el tabaco en horas de la noche.
  • No consuma alimentos pesados en la noche y evite comer alimentos justo antes de dormir.
  • Es importante la actividad física. Ajuste su actividad física de acuerdo a su capacidad. Realizar la actividad física de forma regular (al menos 4 días por semana) permitirá mejorar molestias como la fatiga, dolor y mejorar la calidad del sueño.
  • Intente descubrir los métodos que le permiten reducir su estrés. La meditación, oración, escuchar música relajante, hablar con un(a) amigo(a) o tomar un baño caliente suelen ser buenas opciones para reducir el estrés.
  • Por más malo que parezca el día debe realizarse alguna actividad, incluso aquellas que son recreativas.
  • La red de apoyo es sumamente importante. La familia y los amigos deben conocer tanto o más que el enfermo sobre la enfermedad. La comprensión ayuda a mejorar la enfermedad y su impacto en los pacientes.

 

La fibromialgia puede hacer que el dolor sea parte de la vida, pero este jamás debe hacer que la vida no sea placentera. Fibromialgia sí, pero dolor o déficit de calidad de vida no.

 

En la Sociedad Colombiana de Apiterapia centramos el tratamiento médico para esta enfermedad en los siguientes ejes:

  1. Disminución de la intensidad y frecuencia del dolor.
  2. Mejoría de la calidad de vida.
  3. Regulación del centro de dolor en el sistema nervioso central.
  4. Mejoría en la capacidad funcional del paciente.
  5. Mejoría del estado funcional en términos del control y la ansiedad.

Si está interesada/o en solicitar una cita con nosotros lo puede hacer a través de los siguientes números:

Pbx: 606 8806

Cel: 350 273 0659

WhatsApp: 316 728 8786

Nuestro horario de atención telefónica es de lunes a viernes de 9 am a 6 pm y sábados de 9 am a 3 pm.

Estamos ubicados en Bogotá:

  • Chapinero: Cra 13 No. 59 – 24, LC. 135, CC. Aquarium.
  • Palermo: CL 45 C No. 21 A – 33, Cons. 406. Diagonal a la clínica Palermo.

16 comentarios de “Fibromialgia: cuando el dolor hace parte de la vida

  1. KATYA DE GALINDO dice:

    Cordial Saludo,

    Yo padezco fibromialgia lamentablemente, me gustaría saber si dentro de los productos que ofrece la Apiterapia habrá alguno para controlar esta enfermedad.

  2. ANAMARIA dice:

    MUCHAS gracias por orientarnos , compartir información no muy frecuente de hallar..Y por su apoyo honesto con nuestras enfermedades aplicando la apiterapia..por sus recomendaciones de nutrición y estilo de vida..Graciass

  3. myriam dice:

    por los sintomas que por lo general son sico somatios estoy segura que sufro de fibromialgia., lastima que aun no se haya desarrollado una droga para reudicr el dolor pues el encogimiento de los musculos y los tendontes en a nivel general y la verdad es doloro e incomodo y a veces uno se levanta como si no hubiese dormido en toda la noche., mucho cansancio.

  4. Maria Eugenia dice:

    Hola
    Gracias por las recomendaciones, llevo más de 2 años en tratamiento clínica del dolor, pero lo que me hacen es un calmante a los 2 días mejoras un poco o estas peor, esto me,afecta mi estado de ánimo, siento que no quiero nada soy imperativa y pienso que si me quedo quieta luego no voy hacer capaz de moverme
    No le deseo esta enfermedad a nadie
    Siempre te Está doliendo algo hasta el pensamiento
    Es una enfermedad que en momentos piensas que todo se esta acabando
    Por qué tengo mucha fuerza de voluntad y creo en un Dios sigo luchando contra a esta enfermedad

  5. Graciela Aviles segura dice:

    Muy buenos días.
    Hace muchos años que soy diagnosticada con este problema,
    realmente me ciento muy mal.
    Ya que no tengo apoyo de mi familia,
    Ellos creen que es mentira todas mis molestias ,especialmente mi esposo.
    Me anvtratafo muy poco.
    Tomó medicamentos para dormir,
    Toda mi vida personalgadas, y en todos los campos esta mal..
    Quisiera una ayuda que no fuera la de la EPS.
    Les agradezco cualquier otro apoyo
    O consejo.
    Mil gracias..

  6. EMILSE MUÑOZ dice:

    Buenas tardes, mi nombre es Emilse Muñoz, tengo 34 años y desde los 30 años empece a desarrollar esta enfermedad es demaciada dolorosa y vivo todo el tiempo con un agotamiento extremo, aparte de esa enfermedad tengo artrosis multiple y discopatias, por favor necesito de su ayuda para mejorar mi estado de salud, agradezco cualquier colaboración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *