La gota es un tipo de artritis que ocurre como consecuencia del depósito de cristales de ácido úrico en las articulaciones, esto resulta o bien por un incremento en la producción de ácido úrico en el organismo o por el déficit en la eliminación del mismo en el riñón. Este tipo de artritis afecta hasta al 2% de la población en el mundo siendo más frecuente en los hombres. En este artículo se presenta información sobre la gota así como el uso de la apiterapia para el manejo de la enfermedad.

¿Por qué se produce la gota?

La gota puede ser clasificada en dos grandes grupos de acuerdo a su origen:

Gota primaria. En este grupo se encuentran los casos en los cuales se puede identificar un defecto genético que conduce al incremento en la producción de ácido úrico o a la disminución en su eliminación renal.

Gota secundaria. En este grupo se encuentran los casos en los cuales por consumo de medicamentos (por ejemplo los diuréticos), otras enfermedades (por ejemplo leucemias y linfomas) o insuficiencia en la función del riñón se incrementan los niveles de ácido úrico.

Como factores de riesgo que conducen al desarrollo de la enfermedad se encuentran:

  • Obesidad
  • Dieta rica en alimentos que incrementan el ácido úrico como los maricos y las carnes rojas
  • Consumo crónico y excesivo de alcohol
  • Padecer enfermedades como la diabetes e insuficiencia renal
  • Antecedente familiar de gota
  • Cirugías o traumatismos recientes sobre la articulación

¿Cómo se realiza el diagnóstico de la gota?

La sospecha diagnóstica de la enfermedad inicia con la evaluación de la presentación del cuadro clínico y los signos al examen físico. En la mitad de los casos la gota inicia con dolor en el dedo “gordo” del pie que se acompaña posteriormente de inflamación. Otros sitios en los cuales puede presentarse este dolor es el dorso del pie, codos y rodillas. Generalmente el dolor dura hasta 4 días, sin embargo en casos severos puede tardar semanas.

La identificación de los niveles de ácido úrico es orientadora pero no definitiva, se requiere en casos de duda la realización del examen del líquido sinovial de las articulaciones. Las imágenes diagnósticas suelen ser útiles especialmente en casos crónicos.

Uso de la apiterapia en la gota

El uso de la apiterapia en el manejo de la gota remonta a hace más de 3 siglos. En casos de gota la apiterapia se emplea con el fin de contribuir a regular los niveles de ácido úrico en sangre, controlar el proceso inflamatorio, disminuir la intensidad del dolor y reducir el riesgo de deformidad articular. Esto se logra mediante la combinación de varios productos de la colmena como la jalea real, miel, propóleos, polen y apitoxina.

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados.

Referencias bibliográficas

  1. Davies J, Riede P, van Langevelde K, Teh J. Ther Adv Musculoskelet Dis. 2019 Apr 16;11:1759720X19844429.
  2. John M. Eisenberg Center for Clinical Decisions and Communications Science. Comparative Effectiveness Review Summary Guides for Consumers [Internet]. Rockville (MD): Agency for Healthcare Research and Quality (US); 2005-.2017 Jan.
  3. John M. Eisenberg Center for Clinical Decisions and Communications Science. Comparative Effectiveness Review Summary Guides for Clinicians [Internet]. Rockville (MD): Agency for Healthcare Research and Quality (US); 2007-.2017 Jan.
  4. Yakupova SP. Ter Arkh. 2018 May 11;90(5):88-92. doi: 10.26442/terarkh201890588-92.
  5. Punzi L, Scanu A, Spinella P, Galozzi P, Oliviero F. Clin Exp Rheumatol. 2019 Jan-Feb;37(1):1-11

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *