Chat with us, powered by LiveChat

El veneno de abejas es una sustancia compleja que incluye más de 40 componentes diferentes. Las abejas lo producen para proteger la colmena de animales agresores, sin embargo, investigaciones recientes han mostrado que es una sustancia de alto valor terapéutico para el ser humano. Los avances tecnológicos permiten en la actualidad la extracción del veneno de abejas sin producir ningún evento negativo sobre ellas. En este artículo se exploran aspectos relevantes sobre el veneno de abejas y su extracción.

¿Para qué sirve el veneno de abejas?

El veneno de abejas es útil para una amplia variedad de enfermedades que aparecen en los seres humanos. El veneno de abejas se emplea con éxito en el tratamiento de condiciones que cursan con dolor, inflamación, degeneración de los tejidos y proliferación anormal de las células. Es decir, es útil en enfermedades como la artrosis, artritis reumatoide, lupus, dolor lumbar, fibromialgia, cáncer, enfermedades degenerativas del sistema nervioso central, cirrosis, aterosclerosis, dermatitis y enfermedad pulmonar crónica.

¿Por qué usar veneno de abejas inyectable y no mediante picadura directa?

Durante siglos el veneno de abejas se aplicó mediante la picadura directa de la abeja. El desarrollo tecnológico permite en la actualidad que esto no sea necesario y, al contrario, se considera que la aplicación mediante la picadura directa de la abeja es riesgosa. Los motivos son variados:

  1. La picadura directa de la abeja produce su muerte. Esto porque al picar la abeja deja el aguijón y la porción terminal del intestino en el.
  2. Mayor riesgo de infecciones. La aplicación del veneno de abejas mediante la picadura de la abeja esta relacionada con un mayor riesgo de infecciones en la piel.
  3. Mayor riesgo de alergias. La picadura directa de la abeja produce con mayor frecuencia alergias severas que pueden comprometer la vida de quien la recibe.
  4. No hay control de dosis ni vías de administración. Para el médico no es posible un adecuado control de la dosis ni de las vías de administración cuando se realiza la aplicación mediante la picadura de la abeja.

¿Cómo se extrae el veneno de abejas?

 Para la extracción del veneno de abejas se emplea un dispositivo conocido como trampa de abejas o trampa extractora. Su funcionamiento es relativamente sencillo y se basa en la conducción de energía eléctrica que es identificada por las abejas y ellas pican sobre un vidrio dejando el veneno. Dado que el vidrio es una superficie dura no es posible para las abejas desprender el aguijón. Este método es, pues, amigable con las abejas y evita su sacrificio innecesario. Estudios de laboratorio han mostrado también que los componentes terapéuticos del veneno se conservan después de su extracción y su efecto se produce de forma similar.

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados

Referencias bibliográficas

  1. Zhang S, et al.  Toxicon. 2018 Jun 15;148:64-73. doi: 10.1016/j.toxicon.2018.04.012. Epub 2018 Apr 11.
  2. Cherniack EP, et al. Toxicon. 2018 Nov;154:74-78. doi: 10.1016/j.toxicon.2018.09.013. Epub 2018 Sep 28.
  3. Mueller U, et al. J Allergy Clin Immunol. 1981 Oct;68(4):254-61.
  4. Hsiang HK, et al. Toxicon. 1975 Mar;13(2):145-8.
  5. Hanson JM, et al. Br J Pharmacol. 1974 Mar;50(3):383-92

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *