Chat with us, powered by LiveChat

Los remedios caseros y los batidos funcionales se han utilizado desde hace mucho tiempo como una aproximación terapéutica para diferentes enfermedades y condiciones. Estos conocimientos populares se han mantenido a lo largo de los años en gran parte mediante tradición oral. Sin embargo, que existan no significa que todos funcionen o que lo que se dice de ellos sea cierto. ¿Cómo reconocerlos? En este artículo se aborda este tema.

Los remedios caseros y los batidos funcionales se han utilizado desde hace mucho tiempo como una aproximación terapéutica para diferentes enfermedades y condiciones. Estos conocimientos populares se han mantenido a lo largo de los años en gran parte mediante tradición oral. Sin embargo, que existan no significa que todos funcionen o que lo que se dice de ellos sea cierto. ¿Cómo reconocerlos? En este artículo se aborda este tema.

El consomé de pollo para la gripa, una rodaja de papa para el dolor de cabeza, caléndula para los morados en la piel, banano para los calambres, batidos desintoxicantes y manzanilla para la ansiedad son ejemplos de remedios caseros y batidos funcionales algunos útiles, otros no tanto.

Es importante tener en cuenta que las personas que recomiendan un remedio casero o un batido funcional no lo hacen de mala fe, incluso por cuestiones del azar es posible que muchos de ellos hayan experimentado beneficios con ellos, no obstante, muchos de ellos podrían retrasar el tratamiento adecuado o incluso producir eventos adversos en quien lo consume.

Los aspectos clave que deben revisarse en estos casos y que deben generar sospecha sobre el remedio casero o el batido son:

  • Promete la cura a una enfermedad crónica
  • Efecto desproporcionado para el remedio
  • Se indica que tendrán un efecto inmediato
  • Se presenta como único tratamiento

La exageración suele ser el denominador común de los remedios caseros que posiblemente no tendrán utilidad.

En términos generales debe entenderse que un remedio casero y un batido funcional son complementos a una serie de medidas terapéuticas para una condición particular y nunca producirán un resultado milagroso.

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *