La alergia es una condición que se deriva por la reacción del sistema inmunológico (sistema de defensas del cuerpo) ante una sustancia que generalmente es inocua para el cuerpo humano lo cual conduce a una respuesta exagerada y que en algunos casos puede poner en riesgo la vida. Las posibilidades en términos de causas de la alergia son múltiples y pueden aparecer reacciones meramente locales hasta sistémicas. En este artículo se exponen aspectos relevantes sobre las alergias y las medidas necesarias para su tratamiento.

¿Por qué se producen las alergias?

El sistema inmunológico (de defensas) del cuerpo existe para defenderse de posibles agentes agresores que dañen las células y tejidos. Este permite por ejemplo que la gripe no conduzca a la muerte, al contrario, responde a ella para controlar su desarrollo. La respuesta implica la producción de anticuerpos (como los IgM, IgG e IgE) y la activación de muchas células para responder a estos agentes. En ocasiones, sin embargo, el cuerpo responde a partículas (antígenos) que no son necesariamente nocivos. Es por este motivo que algunas personas responden exageradamente a alimentos como las fresas o el maní, al polvo o a las picaduras de algunos insectos: se trata de una respuesta de alergia.

La alergia es un cuadro clínico de hipersensibilidad a ciertos agentes exógenos que derivan (en muchos casos) de la activación de un subtipo de anticuerpos del cuerpo, denominados como IgE. Estas son las alergias agudas o rápidas. Otros tipos de respuesta de hipersensibilidad se presentan como consecuencia de la activación de otros anticuerpos y células del sistema inmunológico pero dan lugar a cuadros de aparición tardía.

En términos generales la alergia ocurre como consecuencia de una respuesta anormal ante un agente que no debe producir mayor respuesta y que puede llegar a ser tan intensa que genere síntomas negativos sobre la persona.

 

¿Cuáles son las enfermedades alérgicas más comunes?

Las enfermedades alérgicas más comunes son:

Mención especial requiere la anafilaxia que es el tipo más severo de alergia que pueda presentarse y podría conducir a la muerte. Es una respuesta alérgica tan intensa que produce falla de múltiples órganos afectando el funcionamiento normal de cada uno de los sistemas corporales.

 

Recomendaciones para el tratamiento de las alergias

Estas recomendaciones son de gran utilidad para personas que tienen alergias:

  1. Intente hacer un diario en el cual puede determinar cuáles son los agentes que le conducen a la alergia.
  2. Evite la almacenación de objetos que permitan una rápida y fácil acumulación de polvo.
  3. Limpie con un paño húmedo los objetos que puedan conservar polvo en la casa.
  4. Evite la exposición a ambientes húmedos porque pueden incrementar la respuesta alérgica.
  5. Si aún no conoce la causa de la alergia evite alimentos como la fresa, maní, mariscos y derivados lácteos que pueden desencadenar la respuesta. En estos casos también conviene la evaluación por un médico especialista en alergias para realizar las pruebas pertinentes dirigidas a su identificación.
  6. Evite la exposición al agente que produce la alergia. Si es posible realice un tratamiento para de-sensibilizar al cuerpo de este componente.

 

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados.

 

Referencias bibliográficas

  1. Yue D et al. J Asthma Allergy 2018; 11: 111-120.
  2. Ellengoben Y et al. Int J Mol Sci 2018; 19 (5): E1447.
  3. Avena-Woods C. Am J Manag Care 2017; 23 (8): S115-S123.
  4. Bierme P et al. Curr Opin Pediat 2017; 29 (6): 697-703.
  5. Smole U et al. Semin Immunol 2017; 30: 12-27.

2 comentarios de “¿Qué es la alergia y cómo tratarla?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *