Chat with us, powered by LiveChat

El veneno de abejas es utilizado con fines terapéuticos en el tratamiento de muchas enfermedades. Dentro de ellas se encuentran condiciones como la artrosis, artritis, gota, cáncer, infecciones virales y fibromialgia. La seguridad y efectividad relacionadas con su uso dependen en buena medida de la forma de aplicación.

¿Qué molestias pueden surgir luego de la aplicación del veneno de abejas?

El veneno de abejas contiene diferentes componentes, algunos de ellos pueden conducir al desarrollo de molestias luego de su aplicación. Tras la aplicación del veneno de abejas es normal que se produzca un ligero dolor de tipo ardor, enrojecimiento y en ocasiones rascado. Estas reacciones son resultado de la acción de ciertas proteinas del veneno de abejas y la respuesta del cuerpo. En la mayoría de los casos estas son de intensidad leve y tienen una duración muy corta en el tiempo.

¿Es mejor abeja viva o veneno de abejas inyectable?

Hasta hace muy poco tiempo la única forma en la cual podía aplicarse el veneno de abejas era mediante la picadura directa de la abeja. En la actualidad, sin embargo, esto ya no es necesario y es posible extraer el veneno sin sacrificar las abejas. Es mejor este método de aplicación, en comparación con la picadura directa de la abeja porque:

  • No se sacrifica la abeja
  • Contiene los mismos componentes
  • Permite ser versátiles en cuanto a las vías de administración
  • Hay control de la dosis
  • Existe un menor riesgo de alergias severas e infecciones

Aplicando el veneno de abejas para maximizar sus resultados y minimizar las molestias

Se realiza entonces la aplicación del veneno de abejas inyectable, como una inyección convencional. Las vías de administración y dosis son variadas y en consideración al cuadro clínico de la persona, el perfil de sensibilidad y los objetivos terapéuticos: se trata, entonces, de una de una terapia individualizada.

Una breve explicación de estos elementos resulta importante:

Vías de administración. Generalmente se aplica subcutáneo, intramuscular e intravenoso. No necesariamente todas las vías de administración a la vez, con excepción de los casos graves.

Enfermedades. Las enfermedad severas, bien sea porque se trata de una enfermedad compleja, o bien porque su intensidad sintomática es alta, suelen requerir dosis más altas.

Perfil de sensibilidad. Algunas personas por su tipo de piel y su constitución son más sensibles al veneno de abejas y presentan más molestias luego de la aplicación, principalmente inflamación y rascado.

Objetivos terapéuticos. De acuerdo al objetivo terapéutico se emplea una mayor o menor dosis.

En cualquier caso se realiza un escalamiento progresivo de la cantidad y número de puntos a aplicar con el fin de disminuir la presentación de molestias y realizar un adecuado ajuste de la terapia.

Tener en cuenta estos elementos permite optimizar la efectividad, alcanzar los objetivos terapéuticos y reducir la aparición de molestias derivadas de la inyección del veneno de abejas.

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados

Referencias bibliográficas

  1. Schumacher MJ et al. J Allergy Clin Immunol 1994; 93 (5): 831-835.
  2. Holly K et al. Toxicon 1975; 13: 145-148.
  3. Lee Y et al. Evid Based Complement Alternative Med 2018; 2018: 2353280.
  4. Lee JH et al. J Vet Med Sci 2001; 63 (3): 251-259.
  5. Lee WR et al. Toxins 2015; 7 (12): 4758-4772.
  6. Choi MS et al. Cytokine 2013; 61 (1): 251-265.
  7. Uddin MB et al. J Microbiol 2016; 54 (12): 853-866.
  8. Jagua-Gualdron A. Rev Fac Med Unal 2012; 60 (2): 79-94.

4 comentarios de “Así aplicamos el veneno de abejas para causar la mínima molestia y lograr el máximo beneficio

  1. Zulma Torres dice:

    Excelente artuculo, una pregunta venden el veneno para uno mismo aplicarselo en casa y cual es el costo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *