El dolor abdominal suele ser un problema frecuente en la población. En ocasiones este aparece como consecuencia de un evento agudo como un cálculo renal o en la vesícula. En otras también puede ocurrir como consecuencia de un problema crónico como el colon irritable o una úlcera. Dado que el abdomen es una región anatómica en la cual se encuentran muchos órganos del cuerpo, generalmente se clasifica el dolor según su ubicación, una de estas regiones es en la parte baja del abdomen, en donde se ubica el conocido como dolor “bajito”. En este artículo se presentan las causas de este dolor así como recomendaciones relevantes para su control.

 

Causas del dolor abdominal inferior (dolor bajito)

El dolor en la parte inferior del abdomen puede obedecer a diferentes causas. Si este se produce de forma aguda, es decir, con menos de 15 días de evolución puede ser debido a:

  • Cólico menstrual
  • Endometriosis
  • Quistes en los ovarios
  • Enfermedad pélvica inflamatoria
  • Estreñimiento
  • Infección urinaria
  • Cálculos en los riñones
  • Hernia inguinal
  • Hernia umbilical
  • Torsión testicular
  • Embarazo
  • Diverticulitis
  • Cistitis
  • Obstrucción intestinal

También puede presentarse como consecuencia de padecimientos que tienen una duración mayor a 15 días:

 

Recomendaciones para el manejo del dolor “bajito”

Siga estas recomendaciones para reducir la intensidad del dolor:

  • Revise los signos de alarma siempre (ver más adelante en esta sección).
  • Aplique paños de agua tibia sobre el abdomen, estos ayudan a reducir la intensidad del dolor.
  • Tome una infusión de manzanilla la cual contribuye a disminuir la irritación y dolor abdominal.
  • Tome agua de canela o jengibre. Favorece la recuperación de la función intestinal normal y disminuir la inflamación.
  • Realice una respiración suave y tranquila.
  • Consuma líquidos o suero según su necesidad.
  • No consuma medicamentos para el manejo del dolor sin indicación de su médico tratante.
  • Si el dolor es crónico y relacionado con el estreñimiento incremente el consumo de alimentos ricos en fibra.

 

Es importante además recordar los signos de alarma que pueden aparecer y tenerlos siempre en cuenta para buscar de forma urgente la atención médica:

  1. Fiebre mayor a 39 grados.
  2. Dolor que imposibilita realizar las actividades cotidianas, incluso ponerse de pie.
  3. Presencia de sangrado vaginal en el caso de las mujeres.
  4. Ausencia de gases o deposición durante más de 2 días.
  5. Presencia de náuseas o vómitos que impiden el consumo de alimentos por mas de 12 horas seguidas (incluso, impide el consumo de agua).
  6. Pérdida de peso de mas del 10% del peso corporal inexplicable.

 

Si el dolor se presenta durante el embarazo es siempre recomendable realizar la evaluación médica oportuna en el menor tiempo posible.

 

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados.

 

Referencias bibliográficas

  1. Allaire C, et al.  Chronic pelvic pain in an interdisciplinary setting: 1-year prospective cohort. Am J Obstet Gynecol. 2018;  218(1):114.e1-114.e12.
  2. Chalmers KJ, et al.  Clinical assessment of the impact of pelvic pain on women. Pain. 2017; 158(3):498-504.
  3. Farmer AD, et al.  Mechanisms and management of functional abdominal pain. J R Soc Med. 2014; 107(9):347-54.
  4. Thronson FE Jr. Diagnosing acute abdominal pain. Your ears may tell you more than your hands. Adv Nurse Pract. 2002; 10(8):55-8, 72

2 comentarios de “Cómo tratar el “dolor bajito” (dolor abdominal inferior)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *