La articulación de la cadera es la que permite la unión del miembro inferior con el tronco. Se trata de una articulación compleja que permite el soporte de cargas dinámicas y estáticas (es decir, en reposo y movimiento) y además facilita un gran arco de movilidad para los miembros inferiores. A continuación se presenta información relevante sobre las causas de dolor articular de cadera y recomendaciones para su control.

 

Causas del dolor articular de cadera

Las causas son múltiples, cuando el dolor ocurre en el paciente joven las causas más frecuentes son:

  • Displasia del desarrollo de las caderas. En estos casos se produce una alteración en el desarrollo de las estructuras óseas de la cadera (fémur y acetábulo) lo cual conduce a la pérdida de las relaciones articulares y con el tiempo produce una artrosis prematura de la articulación.
  • Enfermedad de Perthes. Ocurre necrosis de la cabeza del fémur producto de una disminución del riego sanguíneo. Su presentación ocurre habitualmente entre los 3 y 12 años.
  • Artritis séptica. Es decir, derivada de una infección articular.
  • Síndrome de impacto femoroacetabular. Produce una mayor fricción entre las estructuras de la cadera favoreciendo a futuro el daño de las estructuras cartilaginosas y de ligamentos.
  • Bursitis. Generalemente consecuencia de la sobrecarga sobre la articulación.

En pacientes adultos mayores las causas más frecuentes de dolor de cadera son la artrosis y las fracturas.

Otras causas de dolor de caderas pueden ser también:

  • Artritis reumatoide y otras enfermedades autoinmunes. Conozca las diferencias entre la artritis y la artrosis.
  • Alteraciones estructurales de los músculos y tendones.
  • Síndrome de cadera en resorte. Se caracteriza por chasquidos articulares y dolor que aparecen con determinados movimientos.

En general la exploración del médico permite orientar el diagnóstico. En muchos casos se realizan radiografías para evaluar las estructuras óseas y resonancia magnética cuando se requiere la evaluación de los tejidos blandos.

 

Recomendaciones para el control del dolor de caderas 

Tres signos indican la presencia de un dolor complicado siendo necesaria una valoración médica urgente:

  1. Dolor agudo luego de una caída o golpe fuerte
  2. Incapacidad para el movimiento
  3. Presencia de fiebre o erupción en la piel

Estas recomendaciones son útiles para mejorar el control del dolor:

  • Evite las actividades o movimientos que produzcan dolor.
  • Si tiene sobrepeso u obesidad es relevante lograr la disminución de peso. En generar los esquemas para lograr la pérdida de peso combinan un plan de actividad física acorde a la capacidad de la persona y modificaciones en los hábitos alimenticios. Los ejercicios en piscina son adecuados porque mitigan el impacto del peso en la articulación.
  • Evite correr.
  • Aplique paños fríos sobre la articulación. Esto contribuye a la reducción del dolor.
  • Inicie un plan de ejercicios dirigidos a fortalecer los músculos de los muslos y las caderas.
  • Evite estar mucho tiempo de pie, si sus actividades implican esta posición, realice pausas cada 40 minutos.
  • Introduzca en su alimentación frutas de color rojo como fresas o moras las cuales reducen la inflamación de las articulaciones.

 

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados.

 

Referencias bibliográficas

  1. Wilson JJ, Furukawa M. Evaluation of the patient with hip pain. Am Fam Physician. 2014 Jan 1;89(1):27-34.
  2. Moser BR. Hip pain in dancers. Curr Sports Med Rep. 2014 Nov-Dec;13(6):383-9.
  3. Temme KE, Pan J. Musculoskeletal Approach to Pelvic Pain. Phys Med Rehabil Clin N Am. 2017 Aug;28(3):517-537.
  4. Lynch TS, Bedi A, Larson CM. Athletic Hip Injuries. J Am Acad Orthop Surg. 2017 Apr;25(4):269-279.
  5. Lewis PB, Weber AE, Nho SJ. Imaging for Nonarthritic Hip Pathology. Am J Orthop (Belle Mead NJ). 2017 Jan/Feb;46(1):17-22.

4 comentarios de “Cómo tratar el dolor de cadera

  1. Maria Eugenia Garcia Villa dice:

    Hola saludos. Espero me puedad ayudar a resolver mi duda. Hace unas semanas me detectaron 2 quistes de taylor entre s2 a s4 por medio de una resonancia. Mis sintomas son parecido a dolor lumbar. Pero me gustaria saber si hay la posibilidad de curar los quistes con la apicoterapia. Estoy preocupada porq e estado investigando y si me someto a ciruagia existen riegios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *