El pie de atleta es una infección por hongos que se produce en la zona de la piel que se encuentra entre los dedos, planta y bordes de los pies. Es una entidad común y representa el 70% de los casos de infecciones en la piel generadas por hongos. Dado que se trata de una infección más común en los deportistas, se le ha dado el nombre de pie de atleta. En este artículo se abordan temas referentes al pie de atleta y su manejo con apiterapia.

¿Por qué se produce?

El pie de atleta es una infección por hongos que se produce en los pies. Esta puede transmitirse por contacto directo con otras personas infectadas o con superficies donde se encuentra el hongo. El hongo en ciertas superficies y condiciones puede sobrevivir hasta por 6 meses: piscinas, baños, duchas, toallas, alfombras, cuarteles, colegios, saunas y gimnasios.

¿Cómo saber si se padece?

El diagnóstico es principalmente mediante el análisis de los síntomas que se presentan en la persona que padece la enfermedad. Dentro de los síntomas se encuentran:

  • Enrojecimiento
  • Rascado en el sitio afectado
  • Pequeñas ulceraciones en la piel que producen ardor
  • Aparición de lesiones blancas en la piel (casos crónicos)

En casos severos es necesario realizar un examen de cultivo de hongos con el fin de determinar el organismo específico que produce la afección.

Apiterapia en el manejo del pie de atleta

El uso de la apiterapia en estos casos, es útil para erradicar la infección, facilitar la reparación de los tejidos y reducir el riesgo de reaparición de la infección. Productos de la colmena como la miel y los propóleos han mostrado actividad contra las especies de hongos productoras de infección en la piel. El uso regular de estos productos conduce a beneficios significativos en las personas que padecen de este tipo de infecciones.

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados.

Referencias bibliográficas

  1. Crawford F. BMJ Clin Evid. 2009 Jul 20;2009. pii: 1712
  2. Leyden JJ, Kligman AM. Postgrad Med. 1977 Jun;61(6):113-6
  3. Crawford F. BMJ Clin Evid. 2006 Nov 1;2006. pii: 1712.
  4. Crawford F. Clin Evid. 2004 Dec;(12):2266-70.
  5. Resnik SS, Lewis LA, Cohen BH. Cutis. 1977 Sep;20(3):351-3, 355.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *