Dada la complejidad de la fibromialgia y a que no se conocen sus causas (conozca qué es la fibromialgia) o sus mecanismos exactos, los tratamientos aún son imperfectos y no se consideran del todo útiles. Por este motivo aún se investiga en la búsqueda de nuevas opciones terapéuticas. En la actualidad existen diversos ejes de tratamiento de la fibromialgia.

 

Ejes de tratamiento para la fibromialgia

 

Al menos en la actualidad muchos profesionales de la salud consideran que los medicamentos son la parte más importante, sin embargo, son muchos los casos en los cuales los medicamentos producen poco efecto. Dentro de los medicamentos utilizados se encuentran principalmente los analgésicos y los antidepresivos. Recientemente se han incluido además medicamentos antipsicóticos. Es importante, no obstante, recordar que la evidencia que soporta su uso es de baja calidad, sus efectos modestos y al contrario, podrían producir efectos adversos severos (1-4). Es curioso que se presenten estos medicamentos como superiores a otros tratamientos no farmacológicos, incluso en términos despectivos. Muchos lectores habrán experimentado ya, con su médico tratante, la sensación que los medicamentos serán la solución a los síntomas de la fibromialgia, sin embargo, son pocos los casos en los cuales se logran los objetivos terapéuticos sólo con estos tratamientos. A continuación presentaremos la información conocida sobre tratamientos no convencionales o incluso experimentales para el control y manejo de la fibromialgia. Es importante mencionar que previamente se ha publicado información sobre la alimentación (puede leer cómo la alimentación afecta la fibromialgia).

 

Tratamientos no convencionales

Educación. Si bien la educación sobre la enfermedad debería ser convencional, habitualmente no se realiza. Las personas que conocen más aspectos de su enfermedad suelen mostrar mejores resultados que aquellas que no. La educación debe iniciar con el reconocimiento de los aspectos básicos de la enfermedad, síntomas, comportamiento y opciones de tratamiento.

Apiterapia. Es un sistema terapéutico que se basa en el uso de los productos de las abejas con el fin de prevenir y tratar diferentes enfermedades. La racionalidad respecto a su uso se deriva de la modificación que producen los productos de la colmena sobre el sistema de percepción del dolor.

Acupuntura. No se conoce con exactitud el mecanismo a través del cual funciona, sin embargo la explicación más probable es mediante el incremento del umbral del dolor. Se ha encontrado que reduce la intensidad del dolor y la intensidad de la rigidez articular y muscular.

Hidroterapia. Existen múltiples técnicas y variaciones. El uso de la hidroterapia ha mostrado mejorar la calidad de vida de los pacientes e incrementar su capacidad de realizar actividad física.

 

Tratamientos en fase de experimentación

Suministro de hierro. La utilidad de este tratamiento experimental se basa en la deficiencia crónica de hierro que puede identificarse en algunos pacientes con la enfermedad.

Estimulación sensorial. Se realiza generalmente utilizando estímulos vibratorios y táctiles y busca reentrenar al cuerpo en la interpretación de estímulos. En ese sentido es una terapia que podría modificar el curso de la enfermedad, sin embargo, su evaluación se encuentra aún en fase de experimentación.

Lidocaina intravenosa. Algunas personas con dolor neuropático crónico sienten beneficio con la aplicación de la lidocaina intravenosa. No se ha demostrado aún que sea un tratamiento útil para la fibromialgia sin embargo, en ocasiones, se utiliza.

D-ribosa. Es un hidrato de carbono. Su uso experimental deriva de la hipótesis de una mayor disponibilidad de componentes necesarios para la producción de energía.

Neurofeedback. Se basa en la evaluación de la actividad eléctrica del sistema nervioso con el fin de realizar cambios conductuales que modifiquen su funcionamiento.

Terapia mente-cuerpo. Incluye terapias en las cuales se utilizan técnicas para la evaluación y tratamiento no sólo de la parte física sino también de la mental y la emocional. Dentro de ellas se encuentran la aproximación bioenergética, meditación, pilates y terapias de la conciencia.

 

Referencias

  1. Walitt B et al. Cochrane Database Syst Rev. 2016 Jun 2;(6):CD011804.
  2. Walitt B et al. Cochrane Database Syst Rev. 2015 Jun 5;(6):CD011735.
  3. Wiffen PJ et al. Cochrane Database Syst Rev. 2017 Jun 9;6:CD007938.
  4. Moore RA et al. Cochrane Database Syst Rev. 2015 Jul 6;(7):CD008242.

6 comentarios de “Tratamientos no convencionales y experimentales para la fibromialgia

  1. Fabiola M. Restrepo R. dice:

    Muy buenos artículos y muy instructivas su orientaciones. Felicitaciones y gracias por ayudarnos a aliviar nuestras dolencias. Dios los siga bendiciendo y dándoles fortaleza para seguir adelante.

  2. Luz Mery dice:

    Muy buenos días, hace 6 años fui diagnosticada con fibromialgia, después de un accidente laboral el cual fue caída por el vació de unas escalas y caí sobre unas bancas inconsciente, y desde ahí resulte con fibromialgia, la cual nunca antes me dolía nada, y desde entonces los dolores son múltiples y con mucha tristeza pero todas mis enfermedades ya son me dicen los médicos de esta enfermedad, los medicamentos me sirven para unas cosas pero para las otras no, por ejemplo lo ultimo que estoy tomando es la pregabalina la cual me mantiene en un estado del que quiere dormir todo el día, y como si fuera poco tengo un jefe con el cual no me puedo incapacitar por que según el no le sirvo por las incapacidades, las cuales no puedo tener, les agradecería unos concejos para poder sobre llevar esta enfermedad la cual en ocaciones ciento que estoy loca y creo que ya estoy de psicólogo

  3. Rosa Gonzalez dice:

    Por favor quedo pendiente de que hacer para conocer mas sobre ustedes y que ayuda podria tener para amainar estos dolores que priduce la fibromialgia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *