El colon irritable, síndrome del intestino irritable o colon espástico, es un término que se emplea para describir un grupo de síntomas digestivos dentro de los cuales se encuentran el dolor y molestias abdominales y alteraciones en la frecuencia de las deposiciones (estreñimiento o diarrea) en ausencia de una causa orgánica que los explique. El colon irritable es uno de los motivos de consulta más frecuentes representando el 15% de las consultas en atención primaria y hasta el 30% de las consultas al especialista en gastroenterología. En los países occidentales entre el 10% y 15% de los adultos desarrollan este padecimiento. En este artículo se presenta información referente a las causas y diagnóstico del colon irritable así como recomendaciones para su control.

¿Por qué se produce el colon irritable?

Es claro que el colon irritable es una entidad clínica compleja y multifactorial. Diferentes factores están relacionados con su desarrollo e intensidad sintomática:

  1. Genética. Es claro que algunas personas heredan la susceptibilidad para una respuesta exagerada a algunos alimentos o aditivos alimentarios y estos conduce al desarrollo de la enfermedad. Sin embargo se requiere la exposición a agentes medio-ambientales. En su mayoría los genes implicados con el desarrollo del colon irritable son aquellos que están relacionados con la respuesta inflamatoria.
  2. Alteraciones de la flora bacteriana. La modificación de la flora bacteriana que normalmente se encuentra en el tracto digestivo facilita el desarrollo del colon irritable.
  3. Alteraciones en la motilidad intestinal. Se documenta una alteración en la frecuencia del movimiento intestinal que puede conducir a la diarrea o al estreñimiento.
  4. Hipersensibilidad visceral. Las personas que desarrollan el colon irritable responden con mayor intensidad a estímulos alimentarios, especialmente aditivos alimentarios. No existe evidencia concluyente sobre que aditivos alimentarios producen mayor irritación pero se sospecha de muchos conservantes y colorantes artificiales utilizados en la industria alimentaria.
  5. Inflamación. La inflamación sistémica modifica la flora bacteriana normal del intestino afectando su funcionamiento.
  6. Emociones. En la actualidad se entiende la existencia del eje intestino-cerebro y esta comunicación explica como la depresión y la ansiedad impactan negativamente sobre el funcionamiento del intestino lo cual a su vez puede conducir al desarrollo del colon irritable.

¿Cómo identificar el colon irritable?

La identificación de ciertos síntomas durante al menos 6 meses debe iniciar la sospecha sobre la presencia del colon irritable:

  • Dolor abdominal
  • Hinchazón abdominal
  • Alteración en la frecuencia de la deposición (incremento o retraso)

En general estos síntomas suelen aparecer o intensificarse en casos de estrés emocional así como luego del consumo de algunos alimentos. En todo caso, es imposible encontrar una causa orgánica que explique las manifestaciones sintomáticas.

Recomendaciones para el manejo del colon irritable

Tenga en cuenta estas recomendaciones para el manejo del colon irritable:

  1. Intente establecer un horario regular para la alimentación. Los horarios contribuyen a generar regularidad en la función intestinal.
  2. Si es posible intente escribir en un diario los alimentos procesados que hayan sido consumidos. Esto facilita la identificación de aquellos compuestos que puedan incrementar la irritación del colon.
  3. Evite los alimentos procesados y enlatados que contienen muchos aditivos alimentarios. En cambio prefiera siempre lo natural.
  4. Evite el exceso en el consumo del café o té.
  5. Si el síntoma predominante es el estreñimiento, incremente el consumo de alimentos ricos en fibra, si el síntoma predominante es la diarrea incremente el consumo de alimentos astringentes.
  6. Reduzca cuanto sea posible el consumo de azúcar refinada. Es preferible el consumo de la miel de abejas. Aprenda sobre los beneficios del consumo regular de la miel de abejas.
  7. Utilice una técnica de manejo del estrés. Muchas personas utilizan escuchar música, orar o la meditación. Estas contribuyen a disminuir el impacto del estrés sobre la función digestiva.
  8. Evite el consumo regular de alimentos de panadería ya que muchos de ellos contienen aditivos alimentarios que podrían incrementar los síntomas del colon irritable. Conoce qué es un aditivo alimentario.
  9. El consumo de aloe vera podría incrementar la intensidad sintomática en los casos de colon irritable, sin embargo esto sólo ocurre en casos en los cuales se consume una gran cantidad. Aprenda sobre los beneficios del consumo de la sábila 
  10. Limitar el consumo de azúcares en la dieta contribuye a mejorar de forma significativa los síntomas del colon irritable en muchos de los casos. Esto ocurre especialmente con las azúcares procesadas.

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo y suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos relacionados.

 

Referencias bibliográficas

  1. Mudyanadzo TA, Hauzaree C, Yerokhina O, Architha NN, Ashqar HM. Irritable Bowel Syndrome and Depression: A Shared Pathogenesis. Cureus. 2018 Aug 21;10(8):e3178.
  2. Chey WD, Kurlander J, Eswaran S. Irritable bowel syndrome: a clinical review. JAMA. 2015 Mar 3;313(9):949-58. doi: 10.1001/jama.2015.0954.
  3. Ford AC, Lacy BE, Talley NJ. Irritable Bowel Syndrome. N Engl J Med. 2017 Jun 29;376(26):2566-2578. doi: 10.1056/NEJMra1607547.
  4. Holtmann GJ, Ford AC, Talley NJ. Pathophysiology of irritable bowel syndrome. Lancet Gastroenterol Hepatol. 2016 Oct;1(2):133-146. doi: 10.1016/S2468-1253(16)30023-1. Epub 2016 Sep 8.
  5. Sayuk GS, Gyawali CP. Irritable bowel syndrome: modern concepts and management options. Am J Med. 2015 Aug;128(8):817-27. doi: 10.1016/j.amjmed.2015.01.036. Epub 2015 Feb 28.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *