La artrosis es una enfermedad crónica y degenerativa que afecta a distintas articulaciones en el cuerpo y se caracteriza por la pérdida progresiva del cartílago de las articulaciones. Los sitios del cuerpo que con mayor frecuencia se afectan son las rodillas y las manos, sin embargo puede afectar a otras articulaciones (el codo una de estas articulaciones). La artrosis de codos no es frecuente, los casos primarios (es decir sin antecedentes de traumatismos o alteraciones en la articulación) no llegan a ser más del 1% del total de personas con artrosis y los casos secundarios en los codos no suman más del 7% del total de casos. Sin embargo su presentación afecta de forma significativa la calidad de vida y capacidad funcional en las personas que la desarrollan. En este artículo abordaremos distintos temas que son indispensables para las personas que padecen la artrosis de codo.

 

¿Por qué se produce la artrosis de codo?

No existe una única causa para la artrosis de codo, sin embargo se han identificados diferentes factores:

Principales factores de riesgo para la artrosis de codo
Factores de riesgo para la artrosis de codo

 

La artrosis de codo, sin embargo, puede también surgir en personas que no presentan los elementos descritos anteriormente. Es posible que existan distintos aspectos biomecánicos y genéticos que se relacionan con su desarrollo. De todos los factores previamente descritos el más común es el antecedente de trauma sobre la articulación, a mayor nivel de trauma mayor es el riesgo de desarrollarla.

 

¿Cómo saber si se padece artrosis de codo?

La manifestación inicial en estos casos suele ser el dolor el cual puede aparecer en la flexión o la extensión del antebrazo. Otros síntomas pueden aparecer y generalmente son consecuencia de una artrosis de codo complicada:

  • Adormecimiento en los dedos de la mano.
  • Reducción de la movilidad de la articulación.
  • Inflamación del codo.
  • Pérdida de fuerza en la articulación.

Ante estos hallazgos la realización de una radiografía de codo permite identificar diferentes hallazgos comunes en estos casos:

Imagen diagnóstica de artrosis de codo lateral y frotal
Radiografía de artrosis de codo

Básicamente los hallazgos en la radiografía que se muestra son correspondientes a la pérdida del cartílago articular y su espacio, a la degeneración de los huesos que se encuentran allí y a la expresión de la respuesta del cuerpo intentando resolver el problema (osteofitos). Es importante mencionar también que la mayoría de las veces el dolor de codo no se produce por una artrosis de codo, son muchas las personas que sienten el dolor como consecuencia de un proceso inflamatorio en los músculos que se insertan sobre la articulación (tendinitis).

 

Recomendaciones para personas con artrosis de codo

Son distintas las recomendaciones que deben seguir las personas que padecen artrosis de codo:

  1. Evite los movimientos repetitivos sobre la articulación. Si algún movimiento genera dolor, evite forzarlo.
  2. Reduzca la carga sobre la articulación afectada, a mayor carga mayor dolor y velocidad de desgaste.
  3. Identifique con su médico tratante el mejor plan de actividad física. Fortalecer los músculos que están alrededor de la articulación permite mejorar su estabilidad y mitigar el impacto sobre ella.
  4. Cuando se presente dolor o rigidez aplique compresas de calor y alterne con compresas frías, ellas permiten reducir la intensidad de los síntomas.
  5. Proporcione al codo descanso cuando se realice actividad intensa.
  6. Aprenda sobre la enfermedad, un mayor conocimiento permite reducir la actividad de la misma.
  7. Evite la sobre- medicación que puede conducir a complicaciones sobre otros órganos del cuerpo. Existen alternativas naturales que mejoran los síntomas y el curso natural de la enfermedad.
  8. Prefiera el consumo de alimentos como las frutas rojas, aceites vegetales y pescados de mar. Ellos contienen compuestos que favorecen el control de la enfermedad.
  9. Si se ha contemplado la opción quirúrgica conviene reconocer que la tasa de fallos es alta, incluso mayor a la que ocurre en cirugías de rodillas y caderas.

Aunque la artrosis no tiene cura, con el manejo adecuado es posible controlar el proceso degenerativo de la enfermedad. La apiterapia, basada en el uso de los productos de la colmena, es una terapéutica que ha mostrado lograr el control de los casos en la mayoría de estos casos.

 

Si te gustó este artículo te invitamos a suscribirte en el link “Newsletter” para recibir más información y contenidos como este.

 

Referencias bibliográficas

  1. Mansat P. EMC 2008; 41 (1): 1-9.
  2. Spahn G et al. Arch Orthop Trauma Surg 2017; 137 (4): 557-566.
  3. Heijink A et al. Knee Surg Sports Traumatol Arthrosc 2016; 24 (7): 2313-8
  4. Kelly EW et al. J Bone Joint Surg Am 2001; 83: 25-34.

2 comentarios de “Artrosis de codo: todo lo que debe saber

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *